"La comedia apela directamente a la inteligencia de la profesión"

  • Curtido en el teatro independiente y habituado a saltar de un formato a otro, el actor realizó ayer en el Centro Cultural Provincial una lectura de 'Vador' de Muñoz Pujol

Lleva 35 años en la profesión y aún se le identifica por su vis cómica. No le pesa pero tampoco lo suscribe. A Juanjo Puigcorbé (Barcelona, 1955) las cifras le dan la razón. Un total de 23 obras teatrales dramáticas, 60 largometrajes y 12 series de televisión. Ha trabajado en todos los formatos como actor y guionista, y en 1987 obtuvo el Premio Nacional de Teatro por Lorenzaccio dirigida por Lluis Pasqual. Ayer, acudió al Centro Cultural Provincial de Málaga para realizar una lectura dramatizada de Vador, un texto de Josep M. Muñoz Pujol.

-El motivo que le trae a Málaga no le es del todo ajeno.

-Vador es una comedia que se estrenó en 1989 en el festival Grec de Barcelona y en la que yo interpreto a Dalí. Realicé con ella una gira por Cataluña, San Sebastián (donde estrenaron la versión castellana) y Madrid. Muñoz Pujol me parece un autor fascinante, elegantísimo y muy culto, de una inteligencia suprema. Además ha retratado al genio de Dalí en su punto.

-Imagino que después de 35 años en la profesión habrá tocado todos los palos.

-Pues sí. He hecho de todo, radio, ópera, doblaje. Y en Cataluña cuando empecé estaba de moda que en la radio se hicieran lecturas de novelas y textos dramatizados.

-Se le pudo ver hace poco en Málaga presentando en el foro de proyectos del festival, 'Rivales', el próximo largometraje de Fernando Colomo, con el que ya trabajó en Rosa, rosae, ¿la comedia es su mejor asiento?

-La comedia requiere de un sentido de la precisión y del ritmo que Colomo domina. Me parece el género más difícil que existe. En el drama puede colarse una mula Francis pero la comedia apela directamente a la inteligencia de la profesión. El actor necesita, para trabajar bien en ella, una buena preparación. Es una asignatura superior. En Rivales lo que tengo es una colaboración y la suerte de trabajar junto a Rosa María Sardá que me parece maravillosa y además somos muy amigos. Lo curioso es que interpreto a un madrileño igual que hice en Mi hermano del alma de Mariano Barroso.

-A partir del próximo 5 de mayo comienza una nueva edición del festival TV Málaga, en el que recibe un homenaje y participa como protagonista de una producción a concurso, Paciente 33, ¿cómo surgió?

-El pasado mes de julio, cuando estaba a punto de dejar esta profesión me telefoneó una productora de Barcelona para ofrecerme participar en esta tv movie de Silvia Quer. Y ya ha recibido seis o siete premios, en Valencia y en Salermo (Italia), entre otros.

-¿Qué le hizo pensar en tirar la toalla como actor?

-Una serie de compañeros se dedicaron a malhablar y lanzar bulos contra Carmelo Gómez y contra mí para quitarnos del sitio. En ese momento éramos de los actores que más trabajábamos. Lo consiguieron y estuvimos tres años sin trabajo. Algo execrable. No pienso competir con eso.

-La proliferación de grupos de teatro en Cataluña como Lliure, Els Joglars y La Cubana generó una buena saga de actores que luego han triunfado en cine y televisión, ¿ha sido una buena cantera?

-A mediados de los años 70 en el teatro catalán en ese momento todo eran compañías independientes. La escena profesional entró en una debacle y fue sustituida por estos grupos que se autogestionaban. Yo formé parte de uno de ellos. Además regresaron en esa época del extranjero (Polonia y Alemania ) autores y actores que habían emigrado. Fueron unos profesores fantásticos.

-¿La televisión engancha también a los que trabajan en ella?

-Es un aprendizaje enorme. En la serie Un chupete para ella recuerdo que trabajaba de 10 a 12 horas al día sin parar. Y cuando llegaba a casa tenía que estudiar el guión para el día siguiente. Ahora los actores jóvenes que llegan cogen un entrenamiento muy bueno con las teleseries.

-Y la eterna pregunta... puesto a elegir, ¿con qué medio se queda?

- Yo como tanto carne como pescado. Pero me quedo con el cine, por su inmediatez, por la capacidad de fabricar algo en un tiempo limitado, con los medios que tienes y pasar luego a otra cosa. Ahora he montado una productora en la que trabajo como guionista y director. Tenemos intención de trabajar también fuera de España, con coproducciones.

-¿Algún proyecto a medio plazo?

-Voy a dirigir mi primer largometraje, con un guión escrito a medias con otro compañero. Será un melodrama protagonizado por tres mujeres. Pero no puedo adelantar nada más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios