Una década de carretera y música

  • Quique González celebra en la Sala Vivero sus diez años sobre el escenario

En el currículum de Quique González figuran diez años de carrera sobre los escenarios, incontables horas en la carretera, siete discos editados -dos de ellos autoproducidos- un manifiesto contra la industria discográfica y más de 80 canciones. Ha pasado una década desde su primer disco y el cantautor madrileño ha decidido celebrarlo con una minigira que esta noche aterriza en la Sala Vivero. Quique González pidió a sus seguidores que eligiesen el repertorio a través de su página web. "Soy muy indeciso y muy cambiante y así ha quedado un repertorio muy chulo. Es sorprendente ver a la gente cantando todas las canciones, incluso las de los primeros discos".

Quique González terminará este año con 75 conciertos a sus espaldas tras la gira de Avería y Redención #7, pero no está cansado. "Me siento bien siempre que estoy tocando y viajando, dos condiciones innatas del músico. Llevo peor la inactividad que el movimiento".

De esta década ligado a la música se lleva buenos amigos como el guitarrista y productor Carlos Raya: "Fue clave para mi, es mi amigo, mi maestro y nuestra relación va mucho más allá de la música". En su camino, también se ha cruzado con Miguel Ríos, que ha incluido una canción de Quique en su último disco. "Le haría no una canción, sino nueve canciones. Todas las que me pida. Lo admiro y es como un padre para mi. Una de las mejores personas que te puedes cruzar".

En el calendario de Quique González hay una fecha marcada en rojo: 5 de julio de 2008. El cantautor actuó en Jaén como telonero de Bob Dylan. "Fue una sensación muy grande para mí. Bob Dylan es uno de mis héroes y compartir escenario con él fue impactante. Tenía claro desde un primer momento que no iba a intentar decirle nada, porque me generaba más respeto y veneración, que nerviosismo. Cuando antes de salir al escenario, lo vi, a un metro de mi, ensayando, fue uno de los mejores momentos de mi carrera y de mi vida. Me sentí como un niño".

Cuando termine esta gira, quiere parar un poco, "abrir un paréntesis" para retomar proyectos y hacer cosas distintas con "más tranquilidad y más energía". Para los próximos diez años un deseo: "me haría mucha ilusión cantar con Serrat, el más poeta de los cantautores".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios