Lila Downs. Cantante y actriz

"Es difícil hacer folclore porque es como nadar a contracorriente"

  • "La música me educa sobre mis raíces y sobre mi país". La artista de Oaxaca regresa hoy a Málaga para presentar en el Teatro Cervantes su nuevo trabajo 'Balas y Chocolate'.

La cantante mexicana Lila Downs estará hoy en el Teatro Cervantes para presentar su nuevo trabajo Balas y Chocolate, una homenaje a la muerte como elemento crucial de su cultura. A las 21:00, en el contexto del festival Terral 2015, dará comienzo el concierto en el que la artista cantará temas del nuevo disco como La mano negra, Cuando me tocas tú o Dulce Veneno. Además, la mexicana trae una pieza interpretada en el disco con el colombiano Juanes (La Patria Madrina) y otra, con Juan Gabriel (La Farsante).

-¿Quién es Lila Downs?

-Soy una persona más en este pequeño mundo. Una hormiguilla que va con su carga pero con el gran privilegio de ser parte de la música, que es más grande que los seres humanos.

-¿Cómo vive la música?

-He aprendido a valorarla con el tiempo porque se me daba muy bien cuando era niña, pero no me convencía mucho, por eso estudié sobre ella. Yo valoro la música como una herramienta para educarme a mí misma sobre mis raíces y sobre mi país. En mi país hay una diversidad muy grande de música y no es conocida. Por eso hay que difundirla y por ello la difundo. Para que se conozca.

-¿Qué es Balas y Chocolate?

-Las balas es un poco nuestro enamoramiento con el peligro, ya que el ser humano siempre está pegado a eso. Y el chocolate es una representación de los excesos. Con este trabajo buscaba expresar la melancolía presente en el día de los muertos, pero también la felicidad y el sentido de la celebración que tiene para nosotros.

-Es su octavo trabajo, ¿en qué se diferencia de los anteriores?

-Creo que es un disco más divertido. Trata sobre la muerte y sobre el día de los muertos. En México es un día muy sagrado para las familias. La interpretación de los mexicanos de este día es estar felices por nuestros muertos. Es el folclore, lidiar con la muerte es duro pero también se celebra la vida. Porque estar vivo es un regalo. Ese día quemamos copal, un incienso en grano, y eso ayuda a los muertos a encontrar su camino. Entonces ellos se acercan y se comen el chocolate caliente, el mole y todas las cosas que los antepasados disfrutaban cuando estaban vivos.

-Todas las canciones tendrán algo de especial, ¿pero hay alguna que sea su favorita?

-Sí, ahora mismo es Viene la muerte echando rasero. Es una poesía de un campesino que yo la escuchaba hace muchos años y que a mí me gustaba mucho. En ella se habla de la realidad, de la muerte y en definitiva, en que nadie se escapa de ella. La poesía tiene mucha verdad.

-En Balas y Chocolate te acompañan Juanes y Juan Gabriel, ¿cómo es trabajar con ellos?

-Es muy fácil trabajar con ellos. Con Juanes tengo amistad desde hace años. Él fue el que nos buscó y me propuso colaborar juntos. La canción que cantamos juntos es La patria madrina y está dedicada a la desaparición de los 43 normalistas -estudiantes- en Iguala en 2014. En la canción se canta "¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!", es una canción muy especial. Y con Juan Gabriel fue un regalo trabajar porque no me lo esperaba. Para mí era como un sueño. Él le puso mucha pasión al tema La Farsante y, aunque lo escribió hace bastante tiempo, ahora es una versión nueva.

-¿Cuántas veces ha estado en Málaga?

-Hubo una época que veníamos muy seguido. Pero siempre recuerdo que hace diez años estuvimos en un festival a la orilla de la playa aquí en Málaga. Con la luna y la arena, fue muy lindo. Tengo ganas de volver porque me gusta mucho Andalucía y también porque me hacen sentir como si estuviese en casa.

-¿Tiene algún recuerdo especial de sus visitas a España?

-Siempre guardo buenos recuerdos de los sitios a los que viajo. Pero un recuerdo al que le guardo especial cariño es cuando estuve en Santiago de Compostela, Fue un viaje que me hizo pensar mucho, sobre todo, en el movimiento de la gente y en la historia de la humanidad.

-¿Habrá un antes y un después de esta función?

-Nunca me habían hecho esta pregunta. Pero sí, supongo que siempre el contacto con un público distinto y nuevo te hace que aprendas. Cada experiencia es única por eso siempre saco algo positivo de cada concierto.

-Lleva cantando desde 1992, tras 22 años en la música ¿ha cambiado algo en la esencia de Lila Downs?

-Bueno, cambian algunas cosas pero gracias a Dios yo estoy menos enfadada, menos confundida y en gran parte, se lo debo a la música. La esencia de Lila Downs no ha cambiado. He tenido el gran privilegio de vivir de lo que me gusta. Es difícil hacer folclore porque es como nadar a contracorriente. Pero si amas lo que haces eso te ayuda.

-¿Todavía se pone nerviosa antes de las actuaciones o eso es algo que se calma con los años y la experiencia?

-Bueno, siempre estoy nerviosa antes de las actuaciones. Eso es bueno, sino no tendría chispa.

-¿Qué encontrarán los que vayan a verla al Teatro Cervantes hoy?

-Principalmente encontrarán los temas del disco Balas y Chocolate. Pero también habrá canciones del anterior álbum, Pecados y Milagros porque no lo presentamos en España, y la verdad es que fue una pena. Además, cantaré alguno de los temas favoritos de este país porque sé que gusta y lo merecen por ser buena gente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios