La electrónica y el flamenco se alían en la ópera surrealista 'El Público'

  • El Teatro Real estrena hoy la propuesta musical que Mauricio Sotelo ha realizado de la obra inacabada de Federico García Lorca

Una ópera en cinco actos y un prólogo con libreto de Andrés Ibáñez a partir de la obra inacabada de Federico García Lorca protagoniza esta noche en el Teatro Real de Madrid uno de los estrenos más importantes de la temporada: El Público, con versión musical de Mauricio Sotelo, cuya partitura combina los universos sonoros de la tradición operística, el flamenco y la música electrónica para evocar las distintas dimensiones del drama y la etapa final de la vida del escritor.

Pablo Heras-Casado, granadino como Lorca y principal director musical invitado del Real, tomará la batuta en las ocho únicas funciones programadas: al estreno absoluto de hoy seguirán las del jueves y los días 1, 4, 6, 9, 11 y 13 de marzo.

El libreto de Ibáñez funde los dos grandes temas de la obra más difícil y oscura de Lorca: la homosexualidad y el teatro. El poeta la escribió en Cuba en 1930, justo después de su viaje a Nueva York, en una época de intensa experimentación artística y vital, y la consideró "irrepresentable" en la España de entonces por su franqueza.

Andrés Ibáñez cree que Lorca nunca llegó a terminar el texto definitivo de El Público, cuya versión final jamás apareció y quizás nunca existiera. En julio de 1936 el poeta se marchó de Madrid y le dejó a su amigo Martínez Nadal un paquete con papeles entre los que estaba el manuscrito de El Público, un mero boceto, que es todo lo que se tiene en la actualidad, tal vez porque Lorca guardaba este proyecto inacabado para concluirlo en un futuro que no existió para él. Tras un letargo de 50 años, la obra fue estrenada por Lluis Pasqual en Milán en 1986, que al año siguiente estrenó en España esta misma producción. A Londres llegó en 1988 y creó tal escándalo que varios diputados conservadores pidieron en el Parlamento la retirada de las subvenciones al teatro donde se representaba. El Público ahonda en el tema del arte como instrumento de transformación de la sociedad y en la vida como un teatro bajo cuyas máscaras no existe nada.

Además del director musical, hay una amplia representación andaluza en el reparto único de esta ópera que cuenta con las voces del cantaor onubense Arcángel y el jerezano Jesús Méndez quienes, junto al bailaor sevillano Rubén Olmo, interpretan los personajes de los caballos, metáforas del deseo erótico, las fuerzas de la naturaleza y la pulsión sexual. El percusionista onubense Agustín Diassera y el guitarrista Cañizares recrean el ambiente telúrico del drama junto a la Klangforum de Viena, orquesta formada por 34 músicos cuya sonoridad se proyecta en el Real mediante un sistema de 35 altavoces.

El plantel operístico lo lideran los barítonos José Antonio López, Thomas Tatzl, Josep Miquel Ramón y José San Antonio, los tenores Antonio Lozano y Erin Caves, las sopranos Gun-Brit Barkmin e Isabella Gaudí, así como Harold Torres, Antonio Magno y los bailarines-actores Haizam Fathy, Leonardo Cremaschi, Carlos Rodas, Daniel Kone y Samuel Echardour.

Mauricio Sotelo, Premio Nacional de Música y residente en Berlín, ha contado también con el Coro Titular del Teatro Real en este proyecto que, como le encargó el desaparecido Gerard Mortier, defiende una concepción "política" del teatro y la ópera en el sentido de cuestionar la condición humana. A ese afán del anterior director del templo lírico madrileño se suman el director de escena chicano Robert Castro, el coreógrafo afroamericano Darrell Grand, el escenógrafo alemán Alexander Polzin y el figurinista polaco Wojciech Dziedzic.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios