La falta de éxito mata al AV Cervantes

  • "No consiguió una acogida de público suficiente para su mantenimiento", explica la nueva gerente del teatro municipal sobre el fin de una de las apuestas personales de su antecesor, Salomón Castiel

"AV Cervantes, como ejemplo de festival de vanguardia, atento a los nuevos valores y formatos de la música independiente (electrónica, indie, pop…), logró un excelente éxito de crítica en sus dos años de celebración (2006 y 2007), pero no consiguió una acogida del público suficiente para su mantenimiento con ese formato (tres días consecutivos de actuaciones)". Así certifica Charo Ema, gerente del Teatro Cervantes, la muerte del festival de música alternativa que fue una de las apuestas personales de Salomón Castiel, su antecesor en el cargo.

Cuando se presentó la programación del Teatro Cervantes el pasado mes de septiembre, pocos advirtieron la ausencia de fechas para la tercera edición del AV Cervantes, que se había venido en las dos ocasiones precedentes durante octubre. A punto de terminar el mes, es ya una realidad la desaparición de un ciclo que trajo a nuestra ciudad a The Books, Bonde do Role, Joan as a Police Woman, Final Fantasy y Band of Horses en 2006, así como a Rhian Sheehan, Dälek; Annuals, The Sea and Cake, Southerly, Dan Deacon, Fridge, Ultre y Bola + Flat-e en 2007. "Estos dos factores (falta de público en el formato festival y consolidación del Cervantes como teatro municipal con una fuerte presencia del pop independiente en su programación), aconsejaron a la dirección un cambio de formato. Así, se ha eliminado la marca AV Cervantes", explica la gerente del teatro municipal, Charo Ema.

"Es música minoritaria, pero tremendamante pujante", comentó Salomón Castiel en julio de 2006, cuando anunció que recuperaba el AV Festival, una iniciativa privada que celebró tres ediciones de conciertos en el castillo de Sohail de Fuengirola, entre 2002 y 2004. Aquella etapa, al igual que la segunda que se cierra ahora, fueron dirigidas por la promotora Olga Payar. Si en sus tres primeros años programó nombres tan conocidos como Morrissey, Mouse on Mars y Arto Lindsay, en los dos segundos reforzó su corte experimental y desconocido. Ninguna de las dos etapas fue un éxito de público.

"Se ha intensificado la apuesta por el pop de última generación en la programación musical de temporada, multiplicando las citas con grupos o solistas internacionales de primer nivel en los géneros y subgéneros musicales que antes recogía el festival: pop independiente, indie-folk, hip-hop, post-rock, electrónica, dance…", defiende la dirección del Cervantes, pero en esa absorción del AV lo que se ha asumido es su pasado y no su futuro. De los artistas programados en esta temporada ya habían pasado por el teatro Rufus Wainwright, Echo & The Bunnymen y Tindersticks. Además, Mogwai y Stereolab lo hicieron antes en el AV.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios