"Al final, la música es la que manda y te marca el camino"

  • El artista, que debutó a los 16 años con Ketama, emprende camino en solitario con 'Las pequeñas cosas', un disco en el que colabora Paco de Lucía y Jorge Drexler

Dos miradas marcaron profundamente a Josemi Carmona en su juventud. La mirada del maestro. De Paco de Lucía. La mirada de un mito. De Camarón. "No sé si son miradas con fuego o con aura, pero eso se tiene o no se tiene". Hablamos del tiempo y de flamenco. De lo que ha llovido desde que con 16 años el guitarrista debutara con Ketama. Del sentir jondo. "Yo soy flamenco -dice mientras muestra su blanca y novísima guitarra- aunque no todo lo que hago es flamenco". Las pequeñas cosas, su primer disco en solitario, da buena muestra de ello.

-¿Cómo se siente tras su vuelta al estudio de grabación?

-Al estudio he vuelto con muchas ganas. Muchísimas. Yo sabía desde la época de Ketama que tenía que grabar un disco en solitario pero también sabía que ahora los procesos han cambiado mucho. Pero tenía muchas ganas. Lo peor ha sido ese momento de espera entre que terminó la grabación hasta que salió. Pero luego me dio un gran subidón al conocer la opinión de los compañeros, sobre todo de los flamencos, aunque este disco no es un disco flamenco.

-Por ahí va la próxima pregunta. 'Las pequeñas cosas' es un disco de guitarra flamenca pero no de flamenco, entonces.

-Exacto. Este disco es otra cosa. Es un disco de ambientes. Hay más instrumentación que en un disco de flamenco y no hay tanto virtuosismo. En el flamenco hay mucha melodía, muchas notas en una falseta. Yo he buscado otra cosa, pequeñas cosas.

-¿En la música? ¿En su vida?...

-Pues sí. En la música, pues un poco lo que te decía, estoy buscando cosas sencillas, la belleza de lo pequeño, de lo simple. En la vida, y tal y como está la cosa, pues no nos queda otra que mirar hacia esas pequeñas cosas que son realmente las que nos hacen felices. Ahora nos estamos dando cuenta.

-¿Qué es lo más grande que le ha dado, por ahora, 'Las pequeñas cosas'?

-Sin duda, lo más grande, a Paco de Lucía. Que el maestro haya querido participar en esto es uno de los regalos más bonitos que me ha dado este disco porque, además, yo no se lo pedí, yo nunca me hubiera atrevido a pedírselo, y eso que lo conozco, pero sé que es muy selecto y yo no lo hubiera puesto nunca en ese aprieto.

-Entonces, ¿cómo cuajó esta colaboración?

-Pues la casualidad quiso que coincidiéramos en una reunión en la que estaba Niña Pastori, Javier Limón, Chaboli, el Farru, Sergio Ramos y toqué algunos temas de este disco y le gustó y dijo que quería participar. Después, ya él estaba en Croacia, le mandé tres temas para que él eligiera en cuál quería intervenir pero me dijo que le gustaban las tres y que decidiera yo.

-Además del maestro, en este disco se deja acompañar muy bien por otros artistas, ¿no es así?

-Sí. Para mí la gran sorpresa ha sido Manuel Carrasco, me ha encantado él y como ha quedado el tema. Después, qué te voy a decir de Jorge Drexler, es un mago de las palabras y, además, ha sido muy bonito porque esto ha sido un intercambio, yo le hice una canción para su disco y él ha participado en el mío. El caso de Alex Cuba también ha sido un descubrimiento, tiene un swing increíble, como el rapero Oxmo o el honor de contar con un músico como Bugge Wesseltoft. Además, por supuesto, de Dave Holland, con el que tengo una relación estupenda ya que participó en el disco de mi padre.

-Bueno ¿y qué me dice de Puccini?

-(Ríe) Lo dices por la versión libre de Tosca. Pues es que me pareció preciosa. La ópera es un género al que me he acercado muy tarde en mi vida pero ahora me tiene atrapado y quería que hubiera una pincelada en este disco.

-Ha estado mucho tiempo con el disco entre manos, ¿ha realizado el compacto que quería hacer en un principio?

-Es cierto, llevaba dándole vueltas unos cinco años, aunque fue hace dos cuando me puse más en serio. Y, a lo que preguntas, bueno, los discos son los que te llevan por donde quieren. Puedes tener una idea en la cabeza pero luego está la música, las canciones que salen, la gente con la que te vas encontrando por el camino... Al final, la música es la que manda y te marca el camino.

-¿En qué anda metido ahora?

-En varias cositas. Ahora tengo la producción del primer disco de la hija de Tomatito, la producción de dos temas del disco nuevo de Estrella Morente, una gira por Europa con Dave Holland, también quiero hacerle algo a El Kiki, un músico y cantante gallego que es increíble. Y, evidentemente, mover mi disco, mostrarlo en directo, eso me gustaría muchísimo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios