El funeral de Lara Bosch realza la faceta humana y solidaria del editor

  • Su viuda e hijos presidieron una ceremonia embargada por la emoción que reunió a miembros del Gobierno español y catalán junto a casi un millar de personalidades de todos los ámbitos

Personalidades del mundo de la cultura, la política y la economía asistieron ayer en la basílica de la Concepción de Barcelona al funeral por el editor José Manuel Lara Bosch, una ceremonia sobria en la que quedó realzada la dimensión humana del que fue presidente del Grupo Planeta.

Un cuarto de hora después de las 13:00, sacerdotes con la túnica característica franciscana recibieron en el pórtico de entrada el féretro con los restos mortales de José Manuel Lara, que desfiló por el centro de la basílica hasta el altar con un séquito integrado por los familiares más cercanos del editor.

Consuelo García-Píriz, viuda de José Manuel Lara Bosch, hizo una breve intervención en el inicio de la ceremonia en la que presentó a su marido como "un hombre bueno", al que todo el mundo conocía como un empresario emprendedor, pero que "dedicaba un 25 por ciento de su tiempo a cosas no remuneradas". El párroco de la basílica recordó a José Manuel Lara Bosch como "un editor global" y "un gigante de la cultura", "un hombre humilde y sencillo, que ayudó a los demás y a la Iglesia".

En nombre de sus hermanos y su madre, una de sus hijas cerró el funeral dando las gracias a los numerosos asistentes: "Allí donde estés estarás contento al ver cuánta gente ha querido asistir a la ceremonia". "Papá, gracias, porque nos has dado una lección de vida, sobre todo en los últimos tres años", desde que le diagnosticaron un cáncer de páncreas, y dirigiéndose nuevamente a su padre, aseguró: "tus hijos se mantendrán siempre unidos", al igual que sus nietos, que siempre recordarán a su "Bubú". Con un "mamá, gracias por estar a su lado durante toda su vida", concluyó su intervención, poco antes de finalizar el acto religioso.

El funeral en memoria de Lara concitó la presencia en la pequeña basílica barcelonesa de casi un millar de representantes de todos los ámbitos de la sociedad española, tanto de la política y la economía como de los deportes, la cultura y del sector de los medios de comunicación del país.

En representación del Gobierno acudieron la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros José Manuel García-Margallo (Exteriores) y Jorge Fernández Díaz (Interior), mientras que también quisieron dar el último adiós a Lara el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y exministros como Rodrigo Rato, Josep Piqué, Anna Birulés, Miguel Sebastián, Carme Chacón o Narcís Serra. El presidente catalán, Artur Mas, los consellers Francesc Homs (Presidencia), Santi Vila (Territorio) o Andreu Mas-Colell (Economía) representaron al gobierno catalán. Igualmente, asistieron a la ceremonia fúnebre la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el expresidente catalán José Montilla.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, y el vicesecretario de Política Autonómica del PP, Javier Arenas, fueron algunos de los políticos que dieron también su último adiós a Lara.

Una nutrida representación del empresariado catalán y español arropó a la familia del que fuera presidente del Grupo Planeta y de Atresmedia, entre ellos César Alierta (Telefónica), Antoni Brufau (Repsol), Jaume Giró (La Caixa), Salvador Alemany (Abertis), Ángel Ron (Banco Popular), Dimas Gimeno (El Corte Inglés), Matías Rodríguez Inciarte (Santander), Salvador Gabarró (Gas Natural), Amancio López (Hotusa), Isak Andic (Mango) o el presidente de la patronal CEOE, Joan Rosell.

Escritores como Fernando Schwartz, Fernando G. Delgado, Maruja Torres, Rosa Regás, Pere Gimferrer o como Carlos Ruiz Zafón, que declaró que "Lara es quien más ha hecho por el mundo de los libros en España en las últimas dos décadas", así como presentadores y periodistas como Xavier Sardà, Eduard Punset, Jordi Évole, Matías Prats, Julia Otero o Luis del Olmo estaban entre los asistentes. Desde Sevilla acudieron grandes amigos suyos, como el torero Curro Romero y su esposa, Carmen Tello, y los cantantes Los Del Río.

Además de una amplia representación de los medios de comunicación, tanto de cadenas de televisión de ámbito nacional y autonómico como de diarios editados en Barcelona y en Madrid, se encontraban en la basílica el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y la plana mayor del RCD Espanyol, club muy vinculado a la familia Lara.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios