La literatura de bolsillo gana terreno en las librerías de Málaga

  • La oferta editorial se renueva con formatos económicos, mientras los 'best sellers' siguen arrasando y se extiende el hábito entre los pequeños lectores

En otra esquina del Mediterráneo la efemérides desencadena una verdadera revolución. El 23 de abril (San Jordi) las letras están de celebración y las librerías de Barcelona se frotan las manos. En Málaga la convocatoria no arrasa pero sirve de gancho para atraer a lectores potenciales, animados por las grandes campañas de marketing o, simplemente, habituados a rebuscar en las estanterías. Entre la oferta editorial, la literatura de bolsillo gana adeptos. Es cómoda y, sobre todo, asequible al bolsillo en tiempos de recorte de gastos.

"Este es un sector con unos dientes de sierra no tan pronunciados. Los movimientos de la economía afectan pero no tanto", aclara José Guerrero, responsable de la librería Proteo, que el próximo año cumple 40 años en la calle. Casi un milagro en el sector que Guerrero atribuye al crecimiento cultural de la ciudad. "Empezamos en un piso en la calle Juan de Padilla de 15 metros cuadrados y hoy tenemos dos espacios de 1.300 metros", argumenta. Hace un año la librería amplió la zona dedicada al libro de bolsillo, por la irrupción en el mercado de nuevas editoriales "y el esfuerzo de las veteranas por sacar ofertas como gancho. Ante la competencia del titán internet, el librero abre los brazos. "Gracias a la Red nos salen muchos pedidos a diarios de lectores de otras ciudades que visitan la web ", sostiene.

Desde Rayuela Juan Manuel Cruz reconoce sin embargo que las ventas han descendido en lo que va de año un 2% con respecto a 2007, "por el estancamiento general de la economía", opina. Los títulos con más tirón llevan la firma de Ruiz Zafón, Ken Follet y J. K. Rowling y en su versión de bolsillo la venta ha aumentado un 10%, recuerda Cruz.

En la Fnac de La Cañada también respiran tranquilos. El formato audiolibro aún no ha calado lo suficiente, el libro en páginas "no admite pirateo alguno y la competencia es escasa", confiesa Juan Luis Artacho, al frente de la comunicación. Ayer con motivo del Día del Libro, por la compra de dos obras de bolsillo, la Fnac regaló un CDcon poemas recitados por Juan Gelman, justo el día en el que el argentino recogía el Premio Cervantes.

Durante la tarde de ayer en la librería Luces aún trataban de asimilar el poder de convocatoria que había generado el 23 de abril. "Mucho más que el pasado año. Similar a un día fuerte de Navidad", afirma su gerente José Antonio Ruiz, que calcula en "más de un 50%" el aumento en ventas en una sóla jornada. A su juicio, el buen estado de salud del libro se debe a que "como elemento de ocio es de los más baratos".

Como brindis final a la fiesta de las letras, Luces celebró un concurso de Slam poetry, improvisación rapera a partir de poemas. Es una iniciativa importada de EEUU y que en Londres se suma ya a los actos de la Semana del Libro. En este caso la antología La esquina dorada de Paco Cumpián sirvió de materia prima para seis jóvenes dispuestos a demostrar que los versos encierran cadencias de rap. El premio para el mejor trovador llegaba también entre letras: 150 euros en libros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios