arte Richard Prince, primera cita para el año que viene

De los nombres de Picasso

  • El Museo Picasso Málaga detalló ayer los contenidos de las cinco exposiciones temporales que celebrará en 2012, para las que vuelve a convocar a la creación contemporánea y las vanguardias del siglo XX con su mentor como bandera

Aunque los títulos de las cinco exposiciones temporales que el Museo Picasso Málaga propone para 2012 ya habían salido a la luz el pasado día 12 tras la reunión del patronato de la Fundación de la pinacoteca, ayer correspondía rematar el tirón prenavideño dando cuenta detallada de las fechas y contenidos de las mismas. Y así fue: el consejero andaluz de Cultura, Paulino Plata, y el director artístico del museo, José Lebrero, comparecieron para brindar toda la información al respecto y alimentar la expectativa tras un año en el que la gran retrospectiva de Alberto Giacometti ha contribuido decididamente a señalar el Palacio de Buenavista en el mundo. La consigna, como apuntó Lebrero, era clara: "Mantener la exigencia en cuanto a la calidad con un presupuesto reducido". Cuando llegue el momento, serán los visitantes quienes evalúen el grado de consecución del objetivo.

Grosso modo, la oferta reúne en su conjunto las señas de identidad más notorias de la gestión de José Lebrero al frente del Museo Picasso: atención a la creación contemporánea, revisión de las vanguardias del siglo XX y, claro, protagonismo expositivo de Pablo Picasso, pero siempre y en todo caso con el genio malagueño como referencia y contexto. A la hora de establecer un posible hilo conductor para las cinco muestras consignadas, Lebrero no desechó la idea de crisis, "aunque habría que referirse a la crisis de la pintura en el siglo XX". De manera más concreta, el director señaló como factor clave "el modo en que la tecnología cambia nuestra percepción del mundo y la representación pictórica". Así, si a través de exposiciones como las de Giacometti y la de fotografías de David Douglas Duncan, el Museo Picasso ha indagado durante este 2011 en la relación entre el artista y su estudio, en 2012 hará lo propio "con los vínculos entre imagen y discurso", con apuestas que Plata calificó de "innovadoras".

El programa expositivo complementario a la colección permanente arrancará el 27 de febrero con Prince / Picasso, la muestra dedicada al artista norteamericano Richard Prince, nacido en Panamá en 1949 y considerado una de las grandes referencias de la pintura contemporánea. Prince presentará hasta el 27 de mayo una colección de obras escrupulosamente inéditas y realizadas en los últimos dos años, una oportunidad que, según valoraron ayer tanto Plata como Lebrero, contribuirá de manera decisiva a potenciar la influencia internacional del Museo Picasso Málaga. El director del mismo señaló que Prince aborda en sus últimos lienzos "una táctica de radical canibalismo de Picasso que revisa las convenciones comunes sobre el erotismo y el deseo".

Del 5 de marzo al 10 de junio podrá visitarse en el Museo Picasso la exposición Conmigo, yo mismo, yo, una muestra fotográfica de retratos de Picasso con piezas de algunos de los más grandes creadores de esta disciplina en el siglo XX y puesta en marcha en coproducción con el Museo Ludwig de Colonia (el resto de exposiciones son producciones exclusivas del Museo Picasso), donde puede verse actualmente. Artistas de la talla de Man Ray, Brassaï, Irving Penn, Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, Richard Avedon y el ya conocido por los aficionados malagueños David Douglas Duncan firman las instantáneas, procedentes de diversos museos, colecciones privadas y fundaciones creadas por los familiares y herederos de los mismos fotógrafos participantes. En ellas, Picasso vuelve a revelarse tan cómplice como enigmático, pródigo en humor, inspiración y reserva doméstica, además de maestro decisivo del siglo XX, también protagonista (al menos tangencialmente) de la muestra.

El 10 de junio se inaugurará en el Museo Picasso la muestra El cartel moderno europeo, una colección de 150 carteles inéditos en Málaga que revisa las conexiones sostenidas entre arte y publicidad desde finales del siglo XIX y durante buena parte del siglo XX y que podrá verse hasta el 16 de septiembre, dentro de la oferta veraniega del museo. La exposición se articula en tres secciones: la primera está dedicada a la estética de los inicios del cartel como artefacto publicitario y cuenta con obras realizadas por Jules Chéret, Ramón Casa y Henri Toulouse-Latrec que decoraron en su tiempo las calles de Barcelona y París, dos escenarios bien conocidos y transitados por Picasso. La segunda se ocupa del periodo de entreguerras y abarca por tanto la etapa de esplendor del cartel como género artístico, con piezas diseñadas por Cassandre, Paul Colin, Jean Carlu, Herbert Bayer y Otto Baumberger, entre otros. Por último, la tercera sección se centra en las vanguardias (del cubismo al futurismo pasando por el constructivismo, el surrealismo y la Bauhaus alemana) con carteles de Lebedev, Picasso, Rodchenko, Man Ray, Robert Berény y Fortunato Depero.

Especialmente significativa por varios motivos es la exposición temporal Picasso de Málaga, que se celebrará también durante el periodo veraniego, del 25 de junio al 30 de septiembre. Se trata de una mirada especial al periodo durante el que Picasso vivió en Málaga, desde su nacimiento en 1881 hasta 1901, el año en que visitó su ciudad natal por última vez. La muestra reúne obras de Picasso correspondientes a este periodo primerizo, con abundantes referencias al entorno urbano y doméstico, además de documentación (se espera contar con la partida de Bautismo original) y objetos diversos. Para la organización de esta propuesta, el Museo Picasso Málaga ha contado con la participación especial del Museu Picasso de Barcelona (que prestará para la ocasión obras tan importantes como el Retrato de la tía Pepa, de 1896) y, lo que resulta más revelador por cuanto anuncia una línea de colaboración que puede reforzarse en el futuro, con la Fundación Picasso Casa Natal; de hecho, el comisario de esta exhibición no es otro que Rafael Inglada, investigador de pro de la vida y la obra picassianas con larga experiencia en la Casa Natal. Esta exposición, como las dos anteriores, forma parte del programa Picasso 20 miradas. Málaga, 20 años bajo la mirada de Picasso.

La última propuesta es una de las más atractivas: El factor grotesco presentará del 22 de octubre al 10 de febrero de 2013 obras de Picasso, Bacon, Oppenheim, Goya, Doré y (un punto aún no confirmado) Leonardo Da Vinci que subrayan la esencia de lo monstruoso y lo satírico en la historia del arte. Al gusto de Batjin, claro. Sírvase frío.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios