Dos nuevos 'picassos' con casa en Barcelona

  • El museo catalán consagrado al malagueño incorpora a su colección un retrato de Sabartés y 'El hombre con gorguera'

El Museo Picasso de Barcelona ha incorporado a su colección dos nueva obras, Jaume Sabartés como un fauno tocando el aulos y el linograbado Hombre con gorguera, según El Greco, que presentó ayer el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu, en un acto en el que se anunció además un nuevo recorrido por las salas. Las obras han supuesto una inversión de 591.000 euros, y ambas se han adquirido en Londres. La de Sabartés en una subasta celebrada en febrero en Chistie's, por 463.000 euros, y la otra en la galería Mulder, y por 128.000 euros.

Según ha explicó el director del Museo Picasso de Barcelona, Pepe Serra, las dos compras han sido una oportunidad, tanto el retrato de Jaume Sabartés, gran amigo del pintor y fundador del museo, una obra realizada en 1946 en Antibes (Francia), como el linograbado El hombre con gorguera, según El Greco, que se ha adquirido junto con las siete pruebas que Picasso hizo antes de acabar esta obra. Serra anunció que éstas no serán las últimas compras que se lleven a cabo, porque el museo dispone de fondos, pero puntualizó que las adquisiciones se harán "siempre con criterios muy fijos para dar valor añadido a la colección", que incluye más de 3.000 obras.

La obra de Sabartés se mostrará en un nuevo espacio permanente dedicado a quien fue, además de gran amigo, secretario personal de Pablo Picasso, una persona a la que el artista retrató en varias ocasiones, y muchas de cuyas obras forman parte de la colección del museo. Respecto al linograbado, Serra señaló que además de ser una incorporación valiosa para los fondos del museo, es un gran testimonio del proceso ideado por Picasso para realizar grabados con linóleo en color con una sola matriz, una técnica que hizo de este pintor el mejor linograbador del siglo XX, y con la que realizó más de 2.000 grabados. Esta obra, junto con fotografías del pintor y los instrumentos que utilizaba para efectuar los grabados, se mostrarán en un nuevo espacio integrado por tres salas que se dedicará de manera permanente a mostrar el fondo de obra grabada del museo barcelonés. En coherencia con la gran importancia que tiene en el conjunto de la colección, está previsto además que cada año se cambien las obras que se cuelguen en este espacio.

Junto con estas dos nuevas incorporaciones, Pepe Serra mostró los nuevos itinerarios del museo, que, pese a mantener un orden cronológico, permiten nuevas lecturas y diálogos de tipo temático con las obras del pintor, como la ciudad, el campo, etc. Según Serra, con estos cambios quieren que se pueda releer de una forma crítica a Picasso, una vez superada la época de aproximación al artista. Aplicando el criterio de que "menos es más" se ha reducido en casi medio centenar el volumen de obras permanentes que se exponen, y además se han llevado a cabo cambios en la iluminación y en la presentación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios