Arte

La obra de arte más cara jamás subastada

  • La escultura de Giacometti 'L'Homme qui marche I' se vende en Londres por 74,1 millones de euros.

Comentarios 4

L'Homme qui marche I, una de las esculturas más icónicas del suizo Alberto Giacometti (1901-1966), se convirtió ayer en la obra más cara jamás subastada al adjudicarse por 65 millones de libras (74,1 millones de euros) en la casa Sotheby's de Londres. La impresionante escultura, de 1,83 metros de altura, superó así el récord mundial que ostentaba hasta ahora Garçon à la pipe (Muchacho con pipa) del español Pablo Picasso, que se adjudicó en el 2004 en Sotheby's de Nueva York por 104,1 millones de dólares. Un portavoz de la casa de subastas confirmó que la pieza de Giacometti, considerada un ejemplo de su madurez creativa, es "la nueva obra más cara jamás subastada".

Otra joya ofrecida en la velada fue Iglesia en Cassone. Paisaje con cipreses (1913), del austríaco Gustav Klimt, que superó con creces su precio máximo estimado al rematarse por 26,9 millones de libras (30,7 millones de euros), lo que le convierte en el paisaje más caro subastado de este pintor. El cuadro -una vista, espectacularmente vertical, de un grupo de casas dominadas por la iglesia de ese pueblo italiano y flanqueadas por cipreses- tenía una historia accidentada, ya que desapareció en Viena durante el período nazi y reapareció en 1962, cuando se colgó en una exposición en la ciudad austríaca de Graz para conmemorar el centenario del nacimiento de Klimt.

En cuanto a la escultura de Giacometti, que tenía un precio máximo estimado en el catálogo de 18 millones de libras (20 millones de euros), generó un gran interés por ser la primera vez en más de 20 años que salía a la venta una figura del artista suizo de un hombre que camina de gran tamaño. Se trata de un bronce monumental fundido en 1961, en vida del artista, y adquirido hacia 1980 por el banco alemán Dresdner Bank. Luego pasó a formar parte de la colección del Commerzbank después de que este último banco absorbiese al primero. El dinero obtenido con la venta de la escultura iba a destinarse a las fundaciones del Commerzbank y a algunos museos, según había informado previamente Sotheby's.

El pasado 9 de noviembre, en Sotheby's de Nueva York, otra obra de Giacometti, titulada L'Homme qui chavire, se adjudicó por 19,3 millones de dólares, muy por encima del precio estimado, que era de entre 8 y 12 millones.

L'Homme qui marche, que representa el punto culminante de la experimentación del escultor suizo con la figura humana y pertenece a su etapa de madurez, debía ser parte de un proyecto público encargado a Giacometti para la Chase Manhattan Plaza neoyorquina. El artista creó entonces varias esculturas, de las que sólo unas pocas subsisten, entre ellas, L'Homme qui marche I y II. Al darse cuenta de que tardaría muchos años en llevar a cabo el proyecto, Giacometti terminó abandonándolo. Sin embargo, aquella escultura se convirtió en una obra icónica por derecho propio.

En la puja londinense, una de las más espectaculares de los últimos tiempos, también se subastaron otras obras maestras, entre ellas un precioso Henri Matisse (1869-1954), Femme Couchée, que se adjudicó por 4,4 millones de libras (5 millones de euros), dentro del precio estimado. El colorismo y orientalismo de Matisse son clara influencia en otro lienzo ofrecido ayer, Variété Parade del alemán Ernst Ludwig Kirchner -que representa a un grupo de mujeres bailando y haciendo acrobacias-, que se remató por 2,9 millones de libras, casi duplicando el precio máximo estimado.

Pichet et fruits sur une table, de Paul Cézanne (1839-1906), un bodegón del maestro francés que parece prefigurar ya el cubismo, se adjudicó por 11,8 millones de libras (13,4 millones de euros). Léontine Lisant, un retrato pintado en 1909 por Pierre-Auguste Renoir (1841-1919), de una joven que entró a trabajar para su familia tras el nacimiento de su hijo pequeño, Claude, en 1900, se subastó por 2,5 millones de libras (2,8 millones de euros), dentro del precio estimado. Por otra parte, Le beau navire, de René Magritte (1898-1967), un desnudo femenino con el mar de fondo, superó las previsiones de los subastadores al rematarse por 3,7 millones de libras (4,2 millones de euros), de un máximo estimado de 3,5 millones de libras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios