Cuando el ocio entiende de letras

  • Los libreros de Málaga sugieren algunas lecturas amenas e imprescindibles para estas vacaciones · Entre los favoritos figura lo último de Rosa Montero, Alan Bennett, Eduardo Galeano y Eduardo Mendoza

Se puede hablar de vacaciones sin mentar la playa, el campo o el crucero. Resulta difícil pero se puede. Del mismo modo, se podría hablar de ocio estival sin mencionar la lectura. No sería lo mismo pero se podría. Llegadas estas fechas, los libreros de Málaga sugieren libros que meter en la maleta, con los que tumbarse en la arena y soñar despiertos. Entre las recomendaciones figura lo último de Rosa Montero, Alan Bennett, George R. R. Martin y Eduardo Mendoza.

luces

José Antonio Ruiz, propietario de la librería Luces sólo le pone un pero a Una lectora nada común, de Alan Bennett (edit. Anagrama). "Es demasiado corto", advierte como síntoma de una lectura satisfactoria. Esta suerte de fábula sobre el viaje iniciático de la reina Isabel II de Inglaterra por los libros se convierte en una guía para pasar del flechazo al atracón de páginas. El azar lleva a la regia dama a descubrir en su biblioteca a una escritora que conoce, Ivy Compton-Burnett. De ella a Proust y a Genet, cuyo nombre hará temblar al presidente de Francia, sólo median algunos libros. Luces elige también la fantasía épica de Canción de hielo y fuego (Gigamesh) la saga de George R. R. Martin con cuatro títulos en el mercado. "Es como un Tolkien del siglo XXI", define Ruiz para referirse al autor de esta "Illiada moderna".

rayuela

Cuando se pronuncian los términos brillante, fresco y divertido el nombre de Eduardo Mendoza se repite en boca de libreros y lectores. La librería Proteo coincide en sugerir la prosa del barcelonés como lectura imprescindible estas vacaciones. El asombroso viaje de Pomponio Flato (Seix Barral) recupera el tono sarcástico del autor de Sin noticias de Gurb y La aventura del tocador de señoras. Y de la novela a un híbrido entre los aforismos y el microrrelato. El encargado de Rayuela, Juan Manuel Cruz invita a leer Espejos (Edit. Siglo XXI) de Eduardo Galeano, porque "aborda buena parte de la problemática de hoy con un sentido del humor exquisito". Se trata de un compendio de textos cortos que llama al sentido común del lector y a su capacidad de reflexión.

proteo

En la librería Proteo el estante dedicado a la última novela de Rosa Montero se vacía con facilidad. Instrucciones para salvar el mundo (Alfaguara) relata una tragicomedia entre el humor y la emoción en torno a cuatro personajes dispares atrapados en la gran urbe que se entrecruzan "por sorpresa y no sabes cómo va a acabar la historia", resume desde Proteo, Susana Rojas. La segunda sugerencia para este verano va ya por su cuarta edición. Con La elegancia del erizo (Seix-Barral) Muriel Barbery se ha convertido en la revelación literaria en Francia y va camino de repetir denominación en España. Sus protagonistas Renée y Paloma conviven en un inmueble burgués de París, donde nada es lo que parece. Juntas descubrirán la belleza de las pequeñas cosas y los placeres efímeros a través de la amistad, el amor y el arte.

cincoechegaray

Los encargados de Cincoechegaray proponen como equipaje de mano, la novela Planeta azul de Jeanette Winterson. Heredera de una estética similar a la de su precursora Virginia Woolf, la escritora recurre a la ciencia-ficción para hablar del presente más cercano. Entre el alegato feminista, y la nostalgia por la pérdida de valores la autora traza un poético cuento.

Cincoechegaray suma a sus recomendaciones la tercera novela de David Trueba, Saber perder, un relato de cuatro supervivientes con sus falsos éxitos y pequeñas derrotas cotidianas. Tras irrumpir en la literatura con Abierto toda la noche y Cuatro amigos, el cineasta y escritor arranca su tercera entrega narrativa con el personaje de Sylvia que cumple 16 años el día en que comienza la novela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios