¿Qué pasará mañana?

  • El dibujante norteamericano Peter Bagge reduce a escombros la civilización occidental en 'Apocalipsis Friki', su último cómic publicado en nuestro país.

El 11 de septiembre de 2001, los Estados Unidos sufrieron el mayor atentado terrorista de su historia. Dos aviones de línea capturados por muyahidines islámicos impactaron contra las Torres Gemelas en Nueva York, provocando su derrumbe. Un tercer avión se estrelló contra el Pentágono, sede del departamento de Defensa del país. Finalmente, un cuarto vuelo secuestrado se precipitó contra el suelo en una pradera de Pennsylvania, tras un enfrentamiento entre el pasaje y sus raptores. El 11-S convirtió las fabulaciones de centenares de artistas en algo dolorosamente tangible. Al dibujante Peter Bagge le sirvió para dar forma a su nuevo trabajo sobre papel Apocalypse Nerd.

Los atentados, reivindicados por el saudí Osama Ben Laden y su organización Al Qaeda, causaron tres mil muertos y el nacimiento de un sentimiento de vulnerabilidad en una nación que hasta entonces se creía inexpugnable.

El arte pop americano ha fantaseado en numerosas ocasiones con el colapso de la civilización. Ya sea en el cine, la literatura pulp o los cómics, Nueva York ha sido invadida y saqueada en multitud de ocasiones por alienígenas, monstruos submarinos o demonios, y sus calles han sido escenario de incontables batallas.

Y, por supuesto, la terrible duda posterior que planeó sobre el ciudadano americano fue la siguiente: si un ataque como éste ya ha pasado una vez, ¿por qué no podría volver a suceder?.

La paranoia se apoderó de los EE.UU. La amenaza del ántrax, los rigurosos controles en los aeropuertos, los ataques preventivos a territorios considerados hostiles… el país entero desconfiaba de todos y de todo, y sus enemigos tradicionales aprovechaban esa desconfianza para hurgar en la herida e impedir que cerrara, infectándola una y otra vez.

En 2003, un diplomático de Corea del Norte dirigió una amenaza directa a la nación norteamericana: la nación asiática tenía la capacidad suficiente para lanzar una bomba nuclear contra Seattle.

Esta ominosa advertencia hizo que uno de los más ilustres vecinos de la ciudad que vio nacer al grunge reflexionara sobre qué ocurriría si eso llegara a suceder. Peter Bagge (Peekskill, Nueva York, 1957) el creador de Odio (una de las sagas más importantes del cómic contemporáneo) partió de este supuesto para elaborar su último trabajo, Apocalypse Nerd.

En el cómic de Bagge, los coreanos cumplen su amenaza y arrojan la bomba sobre la tierra natal de la cadena Starbucks. La explosión sorprende a dos amigos, Perry y Gordo, en plena acampada forestal. A partir de ahí, los acontecimientos se precipitan y Bagge ofrece al lector una lectura salvaje, cínica y descreída sobre el ser humano.

Su creador demuestra una vez más un absoluto dominio de los diálogos y refleja una violencia extrema con una naturalidad que asusta, ofreciendo una lección magistral de cómo hacer humor negro. Si la civilización se cae, Bagge duda de que alguien pueda volver a levantarla.

En nuestro país, Ediciones La Cúpula publicó a principios del mes de mayo el cómic de Bagge bajo el nombre de Apocalipsis Friki. Una obra de madurez que devuelve al de Peekskill a los primeros puestos del podio del cómic actual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios