Las primeras butacas de 2012

  • Málaga reserva citas señaladas en su calendario de espectáculos para los próximos meses. El circo de 'Balagan', el baile de Israel Galván, Fernando Arrabal, 'Macbeth' y el directo de Russian Red se abren paso.

 En apenas un mes la ciudad volverá a sacarle brillo a un calendario que en materia de espectáculos parece necesitar más luminosidad que nunca. A pesar de los consabidos recortes presupuestarios, los escenarios de Málaga pueden presumir de algunas citas señaladas con la que inaugurar 2012 en el patio de butacas. El circo de Balagan (precursor del Circo del Sol), la palabra irrreverente de Fernando Arrabal, la danza insólita de Israel Galván, el directo de Russian Red y el telón abierto para un nuevo Macbeth destacan en la agenda más inmediata.

teatro

La edición número veintinueve del Festival de Teatro de Málaga reserva al espectador propuestas idóneas para dar la bienvenida al año sobre el Cervantes. El 13 y 14 de enero Ur Teatro se atreve con Shakespeare en una nueva mirada a la historia de ese héroe convertido en villano que es Macbeth, en esta ocasión ante la batuta de Helena Pimenta, directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. 

Y por si Alegría no dejó satisfecho al espectador del Martín Carpena, Balagan coge el testigo en el Cervantes del 17 al 19 de enero de la mano de Cirque Style. Así, Misha Matorin, creador a su vez de los números más asombrosos de Cirque du Soleil, ofrece un espectáculo alegre y extravagante que combina música, coreografía y commedia dell'arte con destrezas aéreas y más de 30 artistas en escena. En enero a buen seguro continuarán los aplausos en el coliseo municipal con la presencia de Fernando Arrabal en Málaga. Será los días 20 y 21 en la firma de El jardín de las delicias. Y febrero se abre paso en el Cánovas con la esperada Estado de sitio, una producción del Centro Andaluz de Teatro con la que conmemorar el II Centenario de la Constitución de 1812. El texto de Albert Camus, transcurre en un Cádiz mítico, habitado por un pueblo resignadamente sometido al arbitrio de los opresores. 

Por su parte, el Teatro Alameda cuenta en su programación con un montaje que, cuanto menos, despertará expectación por su pareja protagonista. Quizás! Quizás! de Richard Baer sube al escenario del 16 al 19 de marzo a María Luisa Merlo y Carlos Larrañaga en una comedia romántica sobre las segundas oportunidades, que reúne a ambos actores por primera vez en un teatro desde su separación. Pero antes, Ángel Martín y Ricardo Castella darán rienda suelta a su talento en Nunca es tarde -12 al 15 de enero- un espectáculo-concierto con texto y canciones originales.

música

La nominación de Russian Red a los premios MTV European Music Awards obligó a la banda a aplazar su cita con del pasado 5 de noviembre. Finalmente será el 18 de febrero cuando Lourdes Hernández dará a conocer en el Auditorio Municipal los temas su particularFuerteventura. Casualmente, esa misma noche pero en el Martín Carpena, El Barrio regresa a Málaga para presentar en directo los temas de su último trabajo, Espejos.

La sala París 15, fiel a su compromiso con el pop vanguardista, debuta el 3 de marzo con Purapasta, un nuevo festival por el que desfilarán -en dos escenarios- Sidonie, Niños Mutantes, Fuel Fandango y La Cena. Además, regresa esta temporada el Ciclo de Música Contemporánea al Cánovas, esta vez solo en dos veladas, 13 y 27 de enero. Y en los meses de marzo, abril y mayo se celebra una nueva edición del ciclo Flamenco viene del sur, con una programación aún por determinar.

danza

Acostumbrada a viajar en el vagón de cola de las propuestas escénicas, la danza ocupa pocos días -por ahora- en el calendario malagueño de 2012. El Teatro Cánovas apuesta por dos propuestas de gran calado. Por un lado, el 21 de enero Sonakay rinde homenaje a la Escuela Bolera en un espectáculo que repasa tres etapas significativas en la historia de la danza y de la vida pública española: las cortes de Cádiz y el nacimiento de la cachucha, la configuración del repertorio bolero a cargo de los Pericet y la crisis de nuestro tiempo.

Ya en abril, el nombre de Israel Galván eclipsará cualquier otra cita con la danza contemporánea y el flamenco en la ciudad. Los días 27 y 28 el bailarín sevillano (Premio Nacional de Danza) presentará su nuevo espectáculo, La curva, en el que evoca el virtuosismo de otro maestro, Vicente Escudero. Supone también la segunda parte de otro experimento anterior, La edad de oro. Allí el bailarín se enfrentaba a un cantaor y a un guitarrista. Ahora se rodea de dos mujeres, Inés Bacán al cante y Sylvie Courvoisier al piano para pasearse por el flamenco de raíz y el ramificado, con esa particular manera de expresar la libertad en el movimiento y que le lleva a viajar de Lebrija a Nueva York. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios