'La alacena olvidada' recupera la obra completa en verso de Antonio Muñoz Rojas

  • Pre-Textos edita hoy la antología coincidiendo con el 99 cumpleaños del malagueño

Por su cumpleaños Antonio Muñoz Rojas recibirá el mismo presente que sus lectores, la edición completa de su obra en verso bajo el título La alacena olvidada. La editorial Pre-Textos y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) publica hoy, el mismo día que el poeta antequerano cumple 99 años. Esta antología, autorizada y revisada verso a verso por el propio autor tras años de trabajo conjunto en sus archivos. Además de todos sus libros de poesía incluye textos inéditos, algunos de ellos aparecidos en revistas antiguas o en ediciones de difícil acceso, y un glosario del mundo del campo, imprescindible para la comprensión de su poesía.

"Muñoz Rojas es un poeta transmisor de un léxico profundamente arraigado en su cotidianidad y casi extinguido y creador de unas pocas palabras verdaderas que cree no haber hallado todavía", explicó Clara Martínez Mesa, responsable de la edición. Retirado en el campo, y amante de la poesía pura está considerado un "clásico moderno", parafraseando a Dámaso Alonso, como recuerda Martínez Mesa, a quien el poeta en una carta le dice: ...escribir, que es el andar del alma; no lo dejes, escribe y guarda y vuelve sobre lo escrito... Lo que se guarda se pierde, lo que no se da no se tiene. La intimidad es personal, el secreto es de la vida y del mundo...

Muñoz Rojas (Málaga, 1909) ha atravesado un siglo bebiendo de todas las fuentes literarias. Ha visto discurrir ante él la fiebre vanguardista de los años veinte, la poesía entre pura y revolucionaria de los treinta, la oposición entre garcilasismo y tremendismo de los cuarenta, el socialrealismo y las estéticas que se abren hacia el medio siglo, las poéticas del 68, la poesía figurativa y la minimalista.

En 1936 decidió irse a Cambridge como lector de español. Allí coincidió con Unamuno y Cernuda, entre otros. Ahondó en la lírica inglesa y tradujo a John Donne, William Wordsworth, Gerald Manley Hopkins, Francis Thompson y Stearns Eliot. En 1939 regresó a España, alternando entre la ciudad y el campo, y compaginando su vocación literaria con su trabajo en la banca.

En 1998 obtuvo el Premio Nacional por Objetos perdidos y en 2002 el Reina Sofía de Poesía Contemporánea por el conjunto de su obra. Es Hijo Predilecto de Andalucía y cuenta con la Medalla de Oro de la ciudad de Antequera y la Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios