La retrospectiva de Daniel Quintero luce en el Palacio Episcopal

  • Las 75 obras de la primera muestra del malagueño en su ciudad abarcan 40 años de trabajo

La exposición de Daniel Quintero (Málaga, 1949) inaugurada ayer en el Palacio Episcopal constituye la materialización de un sueño. Después de haber paseado su obra por medio mundo y formar parte de colecciones desde Estados Unidos hasta Japón, el pintor nunca había protagonizado una muestra en la ciudad natal que abandonó con diez años. El regreso a las raíces ha sido finalmente posible gracias a esta retrospectiva, organizada por la Fundación Unicaja y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y comisariada por José Manuel Cabra de Luna, que podrá verse en el Episcopal hasta el 24 de febrero: una oportunidad idónea para descubrir de primera mano a uno de los retratistas fundamentales del arte español contemporáneo.

Las 75 piezas que forman parte de la muestra, realizadas durante más de 40 años de creación, se exponen distribuidas respecto a los géneros: paisajes y bodegones, y especialmente retratos ocupan con generosidad el inmueble. Los lienzos que hicieron inmortales a los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Severo Ochoa, Pedro Solbes, Juan Alberto Belloch, Fernando Lázaro Carreter, Jesús del Pozo y Pedro Almodóvar (en su famosa imagen de torero con puro y peineta) se reúnen en una muestra que da cuenta de las influencias del artista, "al fin y al cabo todas, desde Klimt hasta Goya, quien como yo, y salvando las distancias, hizo retratos hasta que murió".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios