Los riesgos de la bicefalia excluyente

Comentarios 1

Morente. España, 2011. Documental. Dirección: Emilio R. Barrachina. Guión: Emilio R. Barrachina, Enrique Morente. Intérpretes: Enrique Morente, Estrella Morente, Soleá Morente, José Enrique Morente, Aurora Carbonell.

En el fondo y en la forma, Morente contiene dos documentales. El primero cuenta la historia de Picasso y su relación con el barbero Eugenio Arias, y cómo Enrique Morente se aproximó a esta amistad a través de los textos poéticos del malagueño con un resultado repartido en dos discos, Pablo de Málaga (2008) y el todavía inédito El barbero de Picasso. El segundo es un homenaje rendido a la memoria del genial cantaor granadino, fallecido el pasado mes de diciembre, unos días después del rodaje de este documental. Resulta evidente que en estas circunstancias, y con las últimas imágenes de Morente subido a un escenario en su haber, Ruiz Barrachina decidió conceder durante el montaje una preferencia especial al segundo en detrimento del primero. Tanto es así que se cambió el título original de la producción, Morente. El barbero de Picasso, para dejarlo en Morente. Las consecuencias, a pesar de que los niveles de emoción se multiplican en cada aparición del cantaor, juegan inevitablemente en contra del documental. La estructura resulta deficitaria, la narración ofrecida acusa la confusión entre rigor y devoción y, con las prisas, la historia de Arias se queda en un mero pretexto frente al monumento al genio que realmente se quiere esculpir con imágenes. A su favor queda, claro, la imponente categoría del artífice de Omega, una asombrosa colección de actuaciones en directo en las que Morente se rompe con la facilidad del agua. Fue ayer una conmoción ver la película en el mismo Teatro Cervantes en que el artista presentó su Pablo de Málaga con la misma formación que aparece en pantalla. Mi momento favorito es el ensayo en que Morente insiste a sus músicos en que adopten el silencio como arquitectura de los temas, incluso por encima de la propia música: ahí reside su verdadero magisterio. Quienes le amaron y le siguieron, claro, disfrutarán la película. A pesar de su esquizofrenia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios