Las subastas en Londres muestran que ahora el arte es de multimillonarios

  • Los resultados de las subastas anuales han superado las cifras de otros años · Un 'monet' se vendió por 40 millones de libras

Los resultados totales excedieron las marcas de otros años y los compradores gastaron 144 millones de libras en Christie's (207,4 millones de dólares), la mayor cifra registrada en una subasta europea de arte, mientras que Sotheby's recaudó 102 millones de libras (203,4 millones de dólares).

Los expertos señalan que estos resultados subrayan que los extremadamente ricos son inmunes al colapso financiero de la crisis y que el comprador de nivel medio, que podía gastar hasta un millón de libras en una obra de arte, ha quedado fuera del mercado. Esta tendencia podría tener un impacto negativo en la fuerza de compra de galerías y museos, dicen los analistas.

Los compradores ricos, que buscan arte con categoría de museo como un activo de inversión, también intentan evitar cada vez más a los agentes, y designan a sus expertos elegidos personalmente para hacer la compra, según los analistas.

La afluencia de nuevos compradores, particularmente de Rusia, pero también de los países del Golfo y del sureste de Asia, es lo que se está viendo como una nueva tendencia que toma fuerza. Este nuevo factor es el que se considera el causante de que gane fuerza el mercado el mercado de multimillonarios. Según la prensa, entre los compradores de las subastas celebradas esta semana había multimillonarios rusos, empresarios industriales chinos, hombres de negocios indios especializados en empresas de tecnología y jeques de Cercano Oriente. "Se han convertido en los niños mimados del mundo de arte, con su determinación y aparente insensibilidad a las tarifas del mercado", dijo The Times.

No hace mucho se informó que el multimillonario ruso Roman Abramovich, afincado en Londres, adquirió por 60 millones de libras dos obras, una de Lucian Freud y otra de Francis Bacon, en una subasta de Nueva York y que el multimillonario uzbeco Alisher Usmanov había comprado toda la colección de arte de Mstislav Rostropovich por 20 millones de libras, en Sotheby's.

Para Oliver Camu, responsable del arte impresionista y moderno del Christie's "el mercado es fuerte y reconoce la calidad cuando aparece. En el pasado el arte no siguió las fluctuaciones de la bolsa de valores" y además -continuó- existe un elemento a tener en cuenta: compradores que ven el arte como "un refugio".

"Las elecciones se hacen ahora más por imagen que por el nombre del artista. Quieren ver sus obras, disfrutarlas y mostrarlas", dijo Helena Newman, vicedirectora del departamento de impresionismo y arte moderno del Sotheby's.

Para la mayoría de compradores, añadió, el precio estimado era sólo "un punto de partida". En la batalla a tres bandas por el óleo Le Bassin Aux Nymphéas en Christie's, las ofertas partieron desde las 500.000 libras, según reportaron participantes. El cuadro de Monet se vendió por más de 40 millones de libras, pese a que se estimaba un precio de 24 millones de libras.

No obstante, algunos expertos temen que la creciente afluencia de multimillonarios pueda significar que el mercado de arte se va a quedar sin grandes nombres. "El mercado del arte no es enorme".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios