La temporada lírica abraza el tono bufo del 'Don Pasquale' de Donizetti

  • La primera coproducción del Teatro Cervantes y el Teatro Real de Madrid se representará en el escenario malagueño el próximo viernes y el domingo con José Luis Sola y Auxiliadora Toledano en el reparto

Comentarios 1

Mientras llega el necesario Auditorio, la temporada lírica malagueña continúa su andadura en el Teatro Cervantes, todavía insuficiente en cuanto a número de propuestas pero creciente en cuanto al espectro de públicos y la estrategia servida en las coproducciones. El próximo viernes 7 y el domingo 9 se representa en el Teatro Cervantes la producción del Don Pasquale de Donizetti, representante más que significativo de la última ópera cómica italiana, compartida por el mismo escenario malagueño, el Teatro Real de Madrid y el Auditorio Baluarte de Pamplona, en la que supone la primera colaboración financiera de los dos primeros. El montaje que llega a Málaga cuenta con la participación de la Orquesta Filarmónica de Málaga dirigida por Lorenzo Ramos (director artístico, a su vez, de la temporada lírica de la ciudad) y el Coro de Ópera de Málaga dirigido por Francisco Heredia. La dirección escénica corre a cargo de Tomás Muñoz, y el reparto incluye un interesante elenco con el bajo Miguel Ángel Zapater (como Don Pasquale), el tenor José Luis Sola, los barítonos Damián del Castillo y el malagueño Juan Manuel Corado y la soprano cordobesa Auxiliadora Toledano, uno de los valores más prometedores y aplaudidos de la lírica en España desde su puesta de largo el año pasado con Doña Francisquita en el Palau de la Música de Barcelona y que además debuta para la ocasión en el papel de la joven, apuesta e insolvente viuda Nina.

El mismo Lorenzo Ramos definió la ópera Don Pasquale, estrenada en París en 1843 con libreto de Giovanni Ruffini "transformado a placer por el propio Donizetti", como "un título de repertorio", a pesar de que su última representación en Málaga data de 1988. "Don Pascuale ocupa cronológicamente el puesto 68 de las 70 que compuso Donizetti; de hecho, la estrenó en 1843, el último año en que estrenó y compuso", explicó Ramos, quien apuntó que el genio conformador del bel canto "murió en 1848 enajenado y devorado por la sífilis como consecuencia de otras prácticas menos elevadas". Cuenta la leyenda que Donizetti compuso Don Paquale en sólo 11 días: de hecho, cuando le dijeron que Rossini había hecho lo propio con El barbero de Sevilla en 13 días, respondió: "Rossini siempre fue un vago". "Lo cierto -señala Ramos - es que se ha documentado que Donizetti invirtió tres meses en la composición completa de la ópera, y que de hecho la estrenó sin terminarla. Aun así, sigue siendo un tiempo record".

El director de la temporada lírica adscribió también Don Pasquale a la ópera bufa napolitana, "entre La serva padrona de Pergolesi y el Falstaff de Verdi", en un momento en que este registro atravesaba un claro "proceso de extinción" por más que aún siguiera gustando al público: "Aquel mismo año Wagner estrenó El holandés errante; estaba claro que la ópera iba ya por otros derroteros". Una influencia decisiva fue la de la Commedia dell'arte, con personajes tipificados que se corresponden a los antiguos arlequines y polichinelas, enredados en amores imposibles e interesados; pero al mismo tiempo Donizetti "insertó una notable crítica social al contar la historia de un hombre mayor encaprichado de una jovencita, algo muy común en su época". Los efectos, no obstante, son de plena actualidad: el público reirá en Málaga. Y no será poco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios