Entre el valor económico y el cultural

  • La directora de PhotoEspaña, Claude Bussac, defiende la gestión mixta y critica la mercantilización de la cultura

La directora de PhotoEspaña, Claude Bussac, tachó de "peligroso" el abandono de la inversión pública en el sector cultural, a lo que añadió que "el sector privado no está ni preparado ni dispuesto a hacerle el relevo del sector público". Al mismo tiempo, destacó que "la mercantilización de la cultura ha hecho bastante daño", porque muchas de las instituciones culturales surgidas en los últimos años "han cuidado mucho la oferta sin tratar la demanda". "Cuando nos hemos preocupado del público lo hemos hecho pensando en él como un cliente y no como un usuario, no se ha hecho realmente una política para crear tejido cultural", señaló a los periodistas antes de participar en el foro Interpretando el presente en el Museo Picasso, en el que bajo el título Cultura y Economía, Claude Bussac, Ignacio Herrera de la Muela y Joan Linares analizaron las relaciones entre el valor económico y cultural, los agentes que intervienen en estos campos y la influencia en los museos de la economía de la cultura, entre otros temas.

Bussac defendió la gestión mixta, pero al mismo tiempo argumentó que le "parece imprescindible el apoyo del servicio público en la cultura porque es una forma de defenderla y no ser solo una moneda de cambio". No obstante, añadió que el trabajar con empresas privadas no solo aporta beneficios económicos, sio también la posibilidad de llegar a otros públicos.

En lo que se refiere a PhotoEspaña, que cada año cuenta con un presupuesto aproximado de 2,5 millones de euros, el 70% eran aportaciones privadas y el 30% públicas, "pero desde hace dos años hemos bajado mucho la cuota de las instituciones públicas españolas". "La consecuencia a corto plazo es tener que montar el festival con un 20% menos de presupuesto, algo que no lo pone en peligro, pero que sí lo debilita mucho", explicó.

Este año, la XVII edición de PhotoEspaña lleva en negrita la palabra España. El festival interrumpe la programación temática que venía haciendo desde años atrás y dedica esta nueva edición a la fotografía española. "La fotografía española siempre ha tenido importancia internacional, pero cuando uno está dentro se valora poco", argumentó, a lo que añadió que "la fotografía española pasa ahora por un buen momento".

Entre el 4 de junio y el 27 de julio 108 exposiciones con obras de hasta 440 artistas de hasta cinco generaciones diferentes, como Ramón Masats, Joan Fontcuberta, Alberto García Alix, José Manuel Navia, Miguel Ángel Tornero o Cristina de Miguel, entre muchos otros, se darán cita en las distintas sedes del Festival. De esta manera, y a diferencia de otros años en los que la participación de fotógrafos extranjeros ja sido mayoritaria, esta edición contará principalmente con profesionales nacionales. "Hemos intentado poner el foco en momentos de la historia de la fotografía que nos parecían importantes, también donde habrá muchísimos fotógrafos contemporáneos",a delantó. "Creo que va a ser un festival con mucha energía", concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios