Una visión positiva del sida

  • Las hermanas Gabriella y Sally Gutiérrez Dewar conviven con la red 'Tapologo' donde mujeres con esta enfermedad aprenden a ser sus propias enfermeras

Tres personas blancas en pleno poblado chabolista de Suráfrica. Miradas que recuerdan apartheid y pobreza, violencia y sida, mucho sida. Pero el esfuerzo merece la pena. Porque hasta los dramas más desesperados tienen lugar para una sonrisa. Es la base sobre la que las hermanas Sally y Gabriella Gutiérrez Dewar han cimentado su documental Tapologo, que ayer se estrenó en el cine Albéniz.

Las realizadoras se acercan a la realidad de unas trabajadoras sexuales que, en su mayoría, tienen sida. Pero que han sabido organizarse para crear una red en el que aprenden a cuidarse como enfermeras, se forman, se educan, dan un paso más allá para salir de la marginación en la que viven. "La idea es no presentar a las mujeres como víctimas, sino buscar un lugar al positivismo, demostrando que hay grietas para la esperanza", explica Gabriella.

Para ello, cuentan con el obispo Kevin Dowling, uno de los líderes contra el movimiento del apartheid y que es uno de los que más apoya a la red Tapologo. De hecho, se aleja de la postura de la Iglesia Católica que se opone al uso del preservativo. "Nosotras teníamos relación con él desde hace muchos años y nos dijo que Suráfrica había pasado del apartheid al sida y cuando fuimos a comprobarlo nos quedamos impresionadas", añade Sally.

Así, las directoras se fueron hasta el poblado Freedom Park, al noroeste de Suráfrica, donde grabaron el día a día de unas mujeres que luchan por su propia dignidad. "Buscamos que el público debata sobre el tema, que salga pensando que hay esperanza pero que hay muchas cosas que se están haciendo mal", concluye Gabriella. Los que no lo hayan visto, todavía pueden hacerlo hoy a las 22:00 en la Sala UMA.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios