Acosol cree que el PP ha cometido un delito al publicar el informe de gestión

  • El comité de empresa niega que se hayan realizado "contrataciones a dedo"

El consejero delegado de Acosol, José Bernal, no ha dejado pasar ni 24 horas para contestar con toda su artillería al Partido Popular, que el miércoles hizo público un informe "privado y confidencial", según Bernal. En dicho informe, elaborado por Standby Consultores, se refleja que la empresa "está mal gestionada y con una utilización partidista", según manifestó en su momento la alcaldesa popular de Marbella, Ángeles Muñoz.

A juicio de Acosol, la lectura en conferencia de prensa de fragmentos de dicho informe y su posterior distribución a la prensa podría ser constitutivo de delito, según el consejero delegado. Así, quiso enfatizar que es un documento "de carácter interno" que tiene como función enriquecer y trabajar por la mejora de la empresa. No en vano, se dio a conocer en el consejo de administración de la empresa pública de aguas, y que tras la finalización del mismo, fue solicitado por las representantes del PP en dicho consejo: la propia Muñoz y la regidora de Fuengirola, Esperanza Oña.

En ese momento ambas firmaron, según Bernal, un "recibí" en el cual se indicaba que el estudio contenía "datos personales, cuya divulgación o mal uso vulnerarían gravemente la Ley de Protección de Datos", así como de las posibles sanciones que acarrearía su posible divulgación.

De todos modos, el consejero delegado de Acosol quiso enfatizar que la empresa que actualmente dirige es un "ejemplo de gestión y transparencia". "Siempre se le ha dado a la oposición lo que ha pedido". Sin embargo, aseguró que los populares tienen un objetivo: "allanar el camino para privatizar la empresa. Así es como ellos funcionan".

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Acosol, Enrique Márquez, aseguró que la información facilitada por el PP con respecto al informe ha sido "sesgada y malintencionada": "No vamos a tolerar que se cuestione nuestra profesionalidad por criterios políticos". No en vano, quiso aclarar que hay un convenio colectivo "en vigor", y que se cumplen "todas las normas de contratación". Márquez aseguró que "en tres legislaturas no ha habido ninguna contratación a dedo".

Toda esta polémica surgió la semana pasada cuando los alcaldes del PP denunciaron en rueda de prensa que Acosol subiría "entre un 42 y un 54%" en los tramos de consumo de los hogares. En Marbella, ese consumo se verá agravado por el acuerdo suscrito el pasado mes de julio entre el Consistorio, la empresa concesionaria local (Aquagest), Acosol y Mancomunidad, por el cual, 18.000 viviendas que hasta ahora recibían el agua en baja de Acosol (más barata que Aquagest) deberán pagar 0,43 euros más de lo que actualmente abonan para adaptarse a las tarifas de agua locales.

Y mientras continúa el cruce de acusaciones entre PP y PSOE , aún no queda claro cuánto va a subir el agua, en qué términos, en qué ciudades, y en qué porcentajes lo hará en cada uno de los once municipios que integran la Mancomunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios