Arranca un nuevo curso para los alumnos de Secundaria del 'aula de expulsados'

  • La iniciativa da respuesta a la petición de la comunidad escolar y a las demandas de las familias

Hace ya casi cuatro años el Ayuntamiento de Benalmádena puso en marcha un proyecto pionero destinado a la comunidad escolar denominado Aula de Intervención Socioeducativa, una iniciativa que es conocida popularmente como aula de expulsados. Ahora, este proyecto comienza una nueva andadura en este curso escolar, todo gracias a la colaboración de las Delegaciones de Educación y Bienestar Social. Este servicio está ubicado en el Centro de Formación Permanente de Arroyo de la Miel y sólo cuenta con una capacidad de 12 alumnos. En concreto, este servicio está dirigido especialmente a los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) del municipio que han sido expulsados de sus centros debido a su comportamiento. Por ello, una vez determinada la sanción, las familias pueden solicitar su inclusión en el aula, aunque esta solicitud debe tramitarse en las dependencias de Bienestar Social. De esta forma se quiere conseguir que los alumnos continúen su formación durante el tiempo de expulsión, aunque también se intenta actuar sobre la causa que ha provocado estos comportamientos, con la colaboración de una psicóloga y una profesora.

"Esta iniciativa viene a dar respuesta a una petición que realizó en su día la comunidad escolar y también a las demandas de las familias que, por motivos laborales, no pueden atender a los niños durante el periodo de expulsión. ", explicó la edil de Educación, Elena Galán. Un total de 97 estudiantes pasaron el curso pasado por estas clases especiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios