Benalmádena asumirá la gestión de la publicidad estática

  • El Ayuntamiento pretende conseguir unos ingresos anuales extra de unos 300.000 euros · La empresa municipal Innoben pasará a controlar los soportes

La mejora de los ingresos es uno de los ejes fundamentales en los que se asienta el nuevo Plan Económico Financiero del Ayuntamiento de Benalmádena, que fue presentado el pasado mes de octubre. El equipo de gobierno se ha puesto manos a la obra para municipalizar la gestión de la publicidad estática de la localidad, una iniciativa que ya da sus últimos pasos pues sólo queda por rescatar la gestión de los paneles direccionales y resolver el contrato de las marquesinas de las paradas de autobuses. El alcalde, Javier Carnero (PSOE), detalló que con esta municipalización del servicio publicitario se quieren conseguir unos ingresos anuales cifrados en alrededor de 300.000 euros, por lo que la propuesta se encuentra enmarcada dentro de las medidas de saneamiento. Además, y gracias a la realización de un inventario, se detectó que en el municipio hay colocadas más de 300 instalaciones publicitarias de este tipo susceptibles de ser explotadas de forma directa.

En este sentido, el concejal-delegado de la empresa municipal Innoben, Francisco Artacho, explicó que será esta entidad la que se encargará a partir de ahora de gestionar los espacios, ya que se ha aprobado un expediente a través del cual se faculta a la empresa a hacerse cargo de esta administración, todo al cambiarse su objeto social el pasado enero. "Innoben ya tiene la potestad para llevar a cabo la explotación de la publicidad de los espacios públicos. Por eso a lo largo de los últimos meses hemos ido resolviendo la mayor parte de los contratos que manteníamos con empresas privadas para administrar los soportes", explicó Artacho.

El primer paso para municipalizar la gestión se dio el pasado mes de noviembre. En esa fecha el pleno dio el visto bueno a la resolución del contrato que mantenía con una empresa para explotar los conocidos como infobuses, unos paneles publicitarios colocados junto a las paradas de autobuses. En su momento, se aseveró que la entidad llevaba unos tres años sin pagar el canon por ocupación de la vía pública, cifrado en unos 10.000 euros, aunque estos argumentos fueron rechazados por la empresa que no dudó en retirar estas instalaciones de las calles.

"Nosotros tenemos la potestad de colocar nuevos soportes, pero vamos a realizar un sistema de comercialización para determinar cuáles son más necesarios, es decir, poner los que de verdad van a tener publicidad y no realizar una inversión innecesaria", argumentó Artacho, al tiempo que adelantó que determinados trabajos más específicos se tendrán que encargar a terceros. Además, hace pocos días se aprobó retirar la concesión de los termómetros y mástiles donde se colocan las banderas, pues estos soportes también disponen de un espacio destinado a la colocación de publicidad. Así, sólo quedarían por resolver los contratos relacionados con las marquesinas de los autobuses, que pasarían a ser de titularidad municipal según quedó establecido en el acuerdo inicial, y los paneles direccionales, en los que se indica dónde se encuentran determinadas instalaciones municipales así como distintos comercios de la localidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios