Desacuerdo sobre el plan para sanear las cuentas de Ronda

  • Los grupos de la oposición anuncian que votarán en contra en el Pleno del próximo martes

La reunión de la comisión municipal de Hacienda no sirvió ayer para que el gobierno de Ronda y la oposición se pusieran de acuerdo en torno al necesario ajuste financiero que debe acometer el Ayuntamiento, tras cerrar en negativo las cuentas del Presupuesto de 2006, liquidado hace un par de semanas. Los grupos de la oposición, PSOE e IU, anunciaron al término de la reunión que votarán en contra de esa iniciativa en el Pleno del martes, al que el equipo de gobierno deberá hacer frente para poder solicitar un nuevo préstamo que pretende 5,1 millones para inversiones turísticas.

Los socialistas pidieron ayer "un gesto" al equipo de gobierno, integrado por PP y PA, para apoyar ese plan. "Este Gobierno no puede hacer recaer todo este ajuste económico en los bolsillos de los ciudadanos, sin apretarse el cinturón o seguir viviendo a cuerpo de rey", declaró el concejal del PSOE Francisco Cañestro, en alusión a los "excesivos" gastos en dedicaciones exclusivas y cargos de confianza.

"El plan es muy ambiguo y no propone medidas concretas. Lo que pretende es garantizar ese nuevo préstamo y con él sólo cubrirán el expediente ante la Consejería de Economía", aseguró Rafael Ruiz, el portavoz de IU.

El proyecto, que prevé una reducción del gasto corriente en los próximos tres años, no clarifica cuáles serán las partidas afectadas. La oposición ha denunciado además que la mitad de sus 17 medidas afectarán al personal, mediante la congelación de la plantilla o la redistribución de trabajadores, "sin que hayan informado siquiera a la junta de personal", aseguró el líder izquierdista. La portavoz del PSOE, Ana Fuentes, exigió al equipo de gobierno que clarifique cuáles serán los nuevos impuestos y tasas, puesto que el plan prevé una actualización anual del IPC más 0,5 puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios