Exigen que se arreglen las grietas de un colegio

  • Más de un centenar de padres y alumnos se manifiestan para reclamar a las instituciones una solución rápida

Más de un centenar de padres, madres y alumnos del colegio público Santísima Trinidad de Sierra de Yeguas, se manifestaron ayer para pedir que se aceleren los trámites que permitan la reforma o nueva construcción del bloque de clases que se ha cerrado debido a las grietas que han aparecido en varios de los pilares de uno de los módulos del centro. En la actualidad los alumnos que recibían clases en dicho bloque, han sido acomodados en clases prefabricadas que han instalado en el propio patio del colegio.

La protesta la han llevado a cabo después de más de un mes sin obtener respuesta de la Delegación de Educación, a pesar de que en una reunión mantenida el 16 de enero, le prometieron que en una semana conocerían el estudio de los daños ocasionados en el edificio y las medidas a llevar a cabo, que pasan por derrumbar el módulo y construir uno nuevo o arreglar las grietas, según explicó a este periódico, la secretaria de la asociación de padres, Carmen María Díaz.

Pero este problema no es el único, a éste se les han sumado varios más. Parece ser que las seis aulas prefabricadas, que alojan a 150 alumnos, están mal instaladas, por lo que han aparecido goteras con las últimas lluvias caídas. Por ello, la dirección del colegio ha optado por colocar cubos, ya que una de las alumnas se mojó con el agua que caía del techo. Además, al ubicar las clases prefabricadas en el patio, los niños deben trasladarse al polideportivo en el horario de recreo. Por otro lado, los alumnos de sexto de Primaria se han instalado en el instituto de Secundaria, de manera que están mezclados niños de 11 años con adolescentes de 17.

La asociación de padres tiene programada otra manifestación para después de Semana Blanca en las puertas del colegio y otra más en la puerta de la Delegación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios