Fallece a los 99 años de edad la mujer más longeva de Alhaurín de la Torre

  • Ana María Rojas era una mujer trabajadora y luchadora, muy coqueta, le encantaba salir a la calle a pasear y, sobre todo, vivir plenamente los desfiles de Semana Santa

Pocos días después de cumplir 99 años, la mujer más longeva de Alhaurín de la Torre, Ana Rojas, falleció ayer lunes. Sus restos serán incinerados tras la misa funeral que tendrá lugar a las 18.00 en la iglesia parroquial de San Sebastián.

La Concejalía de la Mujer, que dirige María José Sánchez Garrido, decidió en 2005 otorgar un galardón a la vecina más longeva de la localidad, título simbólico que ininterrumpidamente ha recibido Ana María hasta este mismo año, según indicaron desde el Ayuntamiento alhaurino a través de un comunicado.

No obstante, el pasado 7 de marzo no pudo recoger la distinción de manos del alcalde, Joaquín Villanova, en el marco de los actos por el Día Internacional de la Mujer, al sentirse indispuesta. Por ello, el Centro de la Mujer (CIM) decidió llevar a su propio domicilio el ramo de flores al día siguiente, en señal de reconocimiento.

Tanto el alcalde como la concejala del Área de la Mujer y el Mayor, así como los tenientes de alcalde y el equipo de gobierno, han transmitido a la familia sus condolencias. El CIM, además, ha enviado un centro de flores.

Ana Rojas Ramírez nació el 6 de abril de 1909 en el barrio malagueño de El Perchel, uno de los de mayor solera de la capital, en la calle Ancha del Carmen. Lógicamente, era muy devota de la Virgen Marinera, tradición que heredó de su padre Emilio y de su madre Carmen.

Siempre gozó de las simpatías de todo el mundo por su buen humor y vitalidad. Entregada a su familia y luchadora sin par, trabajó buena parte de su vida, entre otros lugares, en la fábrica de caramelos Quesada, al lado de su casa.

Ha criado a su sobrina, Mari Carmen Sierra Rojas, tras cuya boda se trasladó a vivir con ella y su familia. Ana también ha criado a los seis hijos de Carmen, en su casa de Los Manantiales, en Alhaurín de la Torre. Mujer trabajadora y luchadora, muy coqueta, le encantaba salir a la calle a pasear y, sobre todo, vivir plenamente los desfiles de Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios