IU denuncia que la legalización de un edificio favorece a los infractores

  • Entregan al Ayuntamiento tres plantas y se quedan con cuatro pero quedan exonerados de ceder parcelas para equipamientos

Un grupo de promotores vinculados con Juan Hoffman, imputado en la operación Malaya, legaliza un edificio de siete plantas en el centro de Marbella tras alcanzar con el equipo de gobierno, del PP, un acuerdo "claramente favorable" a los infractores, según denunció ayer el portavoz de IU, Enrique Monterroso. Los promotores, según el edil, han regularizado el inmueble tras ceder al Consistorio las tres primeras plantas, a las que se han trasladado las dependencias de la Delegación de Urbanismo. A cambio, conservan las otras cuatro y quedan exonerados de ceder diversas parcelas para la construcción de equipamientos públicos.

"La compensación es insuficiente. Ganan los infractores y pierden los vecinos, que se quedan sin espacios en los que desarrollar actividades culturales y sociales en pleno centro de la localidad. La operación, sellada por la regidora, Ángeles Muñoz, es una nueva dentellada a la manzana de la corrupción urbanística", criticó Monterroso.

No es el primer equipamiento público que la localidad pierde en beneficio de imputados en el caso Malaya "con el beneplácito del PP". Antes ya se cedió a Tomás Olivo la Casona Sindical, uno de los edificios más emblemáticos de la localidad, que fue derribada, y a la constructora Ávila Rojas, una parcela en la zona de Francisco Norte. Al alcalde de Estepona, el también popular José María García Urbano, se le ha relacionado "en determinadas ocasiones" con Hoffman, recordó Monterroso.

El portavoz de IU criticó también que el Consistorio haya decidido "sentar los cimientos del área de Urbanismo" sobre un edificio "que es fruto de la corrupción y las ilegalidades urbanísticas promovidas por un imputado en la operación Malaya". "Además, se trata de una aberración arquitectónica levantada sobre suelo público", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios