Provincia

Juan Fraile afirma que un tema "dudoso" causó su salida

  • El edil del PSOE de Ronda explica a sus compañeros el conflicto con el alcalde Antonio Marín Lara

Comentarios 3

El concejal del PSOE de Ronda, Juan Fraile, tras ser cesado al frente de la delegación municipal de Obras, algo que ocurrió hace dos semanas por decisión del alcalde de la ciudad, Antonio Marín Lara, ha roto el silencio que mantenía hasta ahora, aunque ha sido mediante una misiva interna que ha remitido a sus compañeros de gobierno y a los integrantes de la ejecutiva local de los socialistas rondeños. La carta, que no ha querido ser hecha pública por su autor, pero a la que ha tenido acceso este periódico, recoge una amplia reflexión sobre los verdaderos motivos que cree que han motivado su salida de esta área de responsabilidad.

En concreto, cree que su oposición a sacar adelante un asunto urbanístico llevado a Pleno por la vía de urgencia a propuesta del alcalde, un hecho que ocurrió en el último pleno celebrado en julio, ha sido uno de los desencadenantes de su cese. Sobre este asunto, Fraile, señala que podría ser de "dudosa legalidad", al tiempo que explica que no estaba acompañado de los correspondientes informes técnicos municipales. Precisamente, este aspecto fue uno de los argumentos utilizados por el concejal socialista durante su intervención en la sesión plenaria para pedir que se retirase el asunto del orden del día, como finalmente terminó ocurriendo.

Además, también presenta la petición de un informe sobre las contrataciones realizadas en las empresas públicas como otro de los motivos reales para sacarle del departamento de obras. Fraile, indica que "es impresentable realizar contratos con cierta carga de favoritismo".

Por otra parte, también anuncia que va a pedir un reunión de la comisión de seguimiento del pacto firmado entre socialistas y andalucistas, ahora ediles no adscritos, al considerar que se incumplen las condiciones que estaban recogidas en el mismo, y que apuntan a que el área de obras y la tercera tenencia de Alcaldía debía estar en manos de concejales socialistas, algo que no ocurre en estos momentos, aunque sí que cuenta con militancia en el PSOE, tras abandonar las filas del PA e integrarse como militantes socialistas.

Durante la larga reflexión, que ha ocupado una extensión de tres folios, también asegura que ha tenido que soportar con "estoicismo" injerencias, ocultación, contra órdenes sin aviso previo y hasta "ninguneos". Incluso, cree que ha sido humillado con algunas de las actuaciones que le han afectado.

En cuanto a las razones esgrimidas por el primer edil rondeño, que aludió a retrasos en las tramitaciones de expedientes en esta delegación, niega que tal retraso se estuviese produciendo en sus áreas de responsabilidad.

Mientras tanto, el secretario general del PSOE de Ronda, Francisco Cañestro, no ha querido realizar ningún tipo de valoración sobre la carta recibida, remitiéndose a los órganos internos de su partido para dar cualquier opinión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios