La Junta acusa al alcalde de Vélez de intentar parar el tranvía por causas políticas

  • Marcos dice que quiere deshacer el buque insignia del PSOE

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Marcos, ha señalado que si el alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla (PP), paraliza el tranvía de la localidad, será una "postura de carácter político" para deshacer "el buque insignia" de la anterior corporación municipal del PSOE.

Marcos ha asegurado tener la impresión de que Delgado Bonilla "nunca ha querido el tranvía" porque fue una obra del anterior alcalde, Antonio Souvirón, y ha dicho que "la razón que esgrime tiene un carácter más político que económico".

Delgado Bonilla aseguró esta semana que estaba dispuesto a paralizar el tranvía si la Junta de Andalucía no asume las pérdidas que ha generado la explotación de este servicio y además amenazó con no recepcionar las obras de la segunda fase, que está a punto de concluir.

En este sentido, Marcos ha manifestado que, desde el punto de vista económico, por "lógica" el transporte público no es un negocio lucrativo, sino deficitario, ya que "no tiene la finalidad de ganar dinero".

Ha indicado que este transporte "para los operadores lógicamente no es rentable", por lo que tienen que tener otros mecanismos de compensación, algo que ha justificado porque "el transporte público es así".

En cuanto a la idea del alcalde veleño de no recepcionar la segunda fase, Marcos ha explicado que decidir si se hace "es competencia exclusiva del Ayuntamiento" pero que la Junta va a acometer su parte de los trabajos. El delegado del gobierno andaluz ha recordado que "no ha sido una iniciativa de la Junta" porque al tratarse de un transporte urbano es de competencia municipal y que el alcalde "verá lo que hace".

Lo que sí ha asegurado que se hará es la conexión de este tranvía con la localidad de Rincón de la Victoria porque "eso sí es competencia de la Junta" y se va a construir "quiera el alcalde de Vélez o no".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios