La Junta descarta culminar la obra de la circunvalación en 2015

  • Uno de los dos proyectos pendientes para culminar esta obra está redactado, aunque se alega la falta de disponibilidad presupuestaria

La culminación de la inacabada vía de circunvalación de Antequera tendrá que seguir esperando. En la actualidad presenta dos tramos en los que las obras no se han iniciado o están a medio hacer, lo que obligó en su momento a habilitar sendos desvíos de tráfico. A pesar del tiempo que se lleva produciendo esta situación, la solución no parece inmediata, tal y como reconoce la Consejería de Fomentos de la Junta de Andalucía en una reciente contestación a una pregunta realizada por de la parlamentaria andaluza del PP, Ana Corredera.

En el escrito, al que tuvo acceso este periódico, se indica que la solución para algunos de los puntos sin terminar es "relativamente simple" y se precisa que está redactado el proyecto de mejora en la A-7282, punto kilométrico 9 (circunvalación de Antequera) con un presupuesto base de licitación de 416.176 euros. Sin embargo, los responsables del departamento autonómico añaden que "debido a las limitaciones presupuestarias esta actuación no está prevista para 2015".

La respuesta, publicada ayer en el boletín del Parlamento andaluz, incide en que se realizaron las tramitaciones necesarias para obtener la titularidad de los terrenos que ocupa un silo que era el obstáculo existente, procediéndose en el año 2010 a la demolición del mismo. Mucho más incierto y complejo de salvar es la presencia de la villa romana, ya que, según se recoge en esta misma respuesta, los suelos necesarios no se encuentran disponibles. Por ello, se admite que los posibles trazados a ejecutar presentan una "gran complejidad", así como que interferirían en la línea de ferrocarril existente y el trazado previsto para la línea de alta velocidad entre Antequera y Granada. Por ello, la Administración regional apuesta por "consensuar y coordinar" las soluciones para este obstáculo con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) y el propio Ministerio de Fomento. Todo ello por la "complejidad técnica y la inversión necesaria".

Asimismo, se considera complejo el poder optar por la construcción de un viaducto para salvar las ruinas romanas de este yacimiento arqueológico, debido a que sería necesaria ubicar las pilas del mismo, debido a que el perímetro de proyecto de la zona dificultaría su colocación. La circunvalación norte de Antequera entró en servicio en el año 2000 y desde entonces permanece a la espera de encontrar una solución para los dos obstáculos que hasta el momento se han presentado como insalvables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios