La Junta desecha la variante norte de Alhaurín el Grande

  • El alcalde lo ha comunicado a los colectivos vecinales, que se habían opuesto al trazado

Uno de los principales proyectos que estaban planteados para la creación de nuevas vías de comunicación en el Valle del Guadalhorce, la variante norte de Alhaurín el Grande, ha sido paralizado por la propia Junta de Andalucía. Así lo anunció el alcalde de Alhaurín, Juan Martín Serón (PP), durante una reunión que ha mantenido con un numeroso grupo de vecinos de la localidad.

Esta noticia, que ha sido bien recibida por los afectados por el trazado del vial, se ha producido tras la conversación mantenida entre el regidor municipal, el director general de Carreteras, Jesús Merino, y el secretario del Plan de Ordenación Territorial, Vicente Granados, máximos responsables en materia de carreteras a nivel andaluz. En esta reunión, según Serón, desde la Consejería de Obras Públicas se han comprometido a "desaconsejar y no apoyar la construcción de esta carretera", y como alternativa realizar estas inversiones para mejorar el trazado de las vías existentes. En este sentido, tal y como explicó el primer edil alhaurino, la Junta se ha comprometido a acelerar la construcción del tramo de la Cañada de las Palomas; encargar el anteproyecto para llevar a cabo la construcción de la conexión de la carretera Cártama-Alhaurín el Grande con la autovía del Guadalhorce, para lo que la administración autonómica ya ha destinado 240.000 euros de sus presupuestos, así como estudiar la mejora de la carretera de Villafranco del Guadalhorce.

Con estos acuerdos, se termina con la protesta de numerosos vecinos y el propio equipo de gobierno. Prueba del rechazo colectivo al proyecto han sido las 1.700 alegaciones que se presentaron ante el Consistorio, la recogida de más de 5.000 firmas en contra del vial y los informes técnicos desfavorables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios