Luz verde al encauzamiento del arroyo Burriana

  • El proyecto fue presentado hace dos décadas · Las obras empezarán a finales de verano y costarán 6,1 millones

Con sólo cuatro horas de tormenta, el municipio de Cuevas Bajas sufre una inundación. Ahora, y 20 años después de haber presentado el proyecto, las obras de encauzamiento del arroyo Burriana ya tienen fecha. Será a finales de verano o principios de otoño cuando los vecinos vean un sueño hecho realidad. El proyecto cuenta con una inversión de 6,1 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses.

El arroyo Burriana viene provocando periódicamente inundaciones que afectan a las viviendas y áreas de regadíos próximas al cauce en la desembocadura del río Genil, junto al núcleo urbano de Cuevas Bajas. Adicionalmente, se producen cortes del acceso a la localidad desde la carretera MA-201, que constituye la principal vía de acceso a dicha población y al municipio vecino de Cuevas de San Marcos. Otros efectos adversos son la erosión del suelo, las pérdidas en el sector ganadero, los daños en las infraestructuras urbanas y los cortes de servicios, afirmó el alcalde de la localidad, Manuel Ginés.

El técnico de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Agustín Pastor, explicó ayer durante la presentación del proyecto que el principal objetivo de la actuación se centra en evitar las inundaciones periódicas en la localidad y los cortes de la carretera MA-201. Para ello, "se enderezará el arroyo que contará con una longitud de 1.370 metros y un caudal de 400 metros cúbicos por segundo, siendo el actual de menos de 200 metros cúbicos", indicó Pastor. Además, también se llevará a cabo el encauzamiento del arroyo Hondo, que durante las fuertes trombas de agua, como la ocurrida hace dos años, el agua se incorpora al arroyo Burriana provocando las inundaciones.

Por su parte, el director general de Aguas del ministerio de Medio Ambiente, Jaime Palop, señaló que a finales de marzo se adjudicarán las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios