Manilva aprueba las cuentas municipales del periodo entre 2001 y 2005

  • El Pleno tratará un acuerdo con el Obispado para restaurar parte de la iglesia Santa Ana, cuyo coste asciende a 560.000 euros

La Comisión Especial de Cuentas de Manilva, un órgano que está formado por la regidora, Antonia Muñoz; el concejal de Economía y Hacienda, Marcos Ruiz, y un representante de cada formación política con representación en la Corporación municipal, aprobó ayer por unanimidad las cuentas generales del Consistorio del periodo comprendido entre los años 2001 y 2005. Tras el visto bueno de este órgano, los documentos se remitirán al Tribunal de Cuentas de Andalucía para que los ratifique.

Muñoz destacó que todos los partidos "hayan tenido la oportunidad de participar en la aprobación de las cuentas, con lo que se cumple la normativa y se puede poner en orden la administración local". Ruiz confió en que todas las cuentas del Consistorio estén presentadas antes de junio.

Precisamente, la Corporación celebra este viernes un Pleno extraordinario en el que, entre otras mociones, se abordará el acuerdo entre el Consistorio y el Obispado de Málaga para restaurar diversas zonas de la iglesia Santa Ana, como la cubierta, el campanario y las escaleras. La cuantía de las actuaciones supera los 560.000 euros, de los que el Ayuntamiento aportará 120.000. El Obispado sacará a concurso público el proyecto con el tiempo suficiente para que las obras comiencen antes de junio.

La parroquia, que data del siglo XVI, fue construida entre 1530 y 1575 sobre los cimientos de una iglesia primitiva de la que sólo se sabe que tenía una torre. La última gran rehabilitación se realizó en el siglo XIX. En la Guerra Civil, la iglesia, de 36 metros de largo y una altura que alcanza los 25 metros, sufrió graves daños, aunque sólo se acometieron labores de limpieza, retirada de escombros, reparaciones en los altares y el arreglo de daños menores. En los dos últimos años se ha sustituido el mobiliario y la solería y se han realizado mejoras en la zona de la sacristía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios