Marbella duplicará la inversión pese a que pagará más deuda de la era Gil

  • El Consistorio marbellí, que contará con un presupuesto de 222 millones para el próximo ejercicio, deberá abonar el próximo año 19,5 de impagos del pasado

Comentarios 1

El pesado lastre de las deudas heredadas de la era GIL no supondrá un inconveniente para que el Ayuntamiento de Marbella pueda seguir realizando obras en los barrios de la ciudad. Así lo expuso ayer la alcaldesa, Ángeles Muñoz (PP), durante la presentación de los presupuestos municipales para 2009, que serán aprobados en Pleno la próxima semana.

La dirigente popular quiso destacar que el Consistorio destinará el año que viene 26,1 millones de euros para inversiones, que serán ejecutadas sobre todo a través de las delegaciones de Bienestar Social, Obras y Servicios Operativos, Educación y Juventud y Deportes. Muñoz destacó que ésta representa el 11,7% del presupuesto total y duplica con creces los 12,1 millones de euros que se estipularon para este capítulo en 2008.

Este "esfuerzo presupuestario" ha sido posible a pesar de que el Ayuntamiento tendrá que desembolsar durante el próximo ejercicio 19,5 millones de euros por deudas generadas durante los mandatos presididos por Jesús Gil y sus sucesores. En ese sentido hizo hincapié en que otras administraciones como el Ministerio de Trabajo no les dejó "respirar ni un segundo" hasta que se sentaron a negociar un plan de pagos para saldar el millonario débito. De lo contrario, a Marbella se le hubiese privado de los 56 millones de euros que le corresponden este año por las transferencias que el Estado hace llegar a los distintos ayuntamientos en función de su población censada.

Según el acuerdo alcanzado con Trabajo, el Consistorio tendrá que pagar 9,3 millones de euros por la Seguridad Social que dejaron de abonar las corporaciones gilistas. Además, algo más de 12 millones se destinarán a los intereses de las deudas contraídas con otras administraciones y entidades bancarias.

Por otra parte, Muñoz explicó que el capítulo de personal continúa siendo el que tiene más peso en las cuentas del Ayuntamiento. De hecho, el 63,8% de los 222 millones de euros del presupuesto, es decir, 136,5 millones de euros, serán para pagar las nóminas de los más de 3.300 empleados municipales. Aunque la cifra puede resultar demoledora, la primera edil aseguró que se ha logrado reducir el polémico capítulo un 8% en comparación con el año pasado, ya que se ha llevado a cabo una reorganización de la plantilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios