Mijas se reencuentra en el GPS

  • Actualiza los datos de las calles y la numeración para facilitar su localización con herramientas informáticas

Encontrar una calle en Mijas puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. Nombres repetidos, numeración mal puesta o calles sin denominación. Es el panorama que se encuentran los conductores cuando circulan por determinadas zonas del municipio. Pero estos inconvenientes se van a terminar, ya que el Ayuntamiento mijeño está adaptando el callejero para que las calles y plazas de la localidad aparezcan actualizadas tanto en los sistemas GPS como en las herramientas de Google.

Esta iniciativa se lleva a cabo a través de un equipo de trabajadores de la Renta Básica. Estos empleados están supervisando e inspeccionando calles de distintas urbanizaciones para determinar si los nombres coinciden con los recogidos en el catastro. En el caso de que los datos no sean los mismos, como puede ser el número de la vivienda, se están corrigiendo estos errores, pues se busca que cada vía tenga un nombre y cada casa su propia numeración.

Una vez que están recopiladas las señas se transfieren al registro catastral, de cuyas bases de datos se surte la Junta de Andalucía para la elaboración de un callejero autonómico que servirá para la creación de un sistema de localización oficial. El mismo será la base de herramientas como Google Maps y tanto los cuerpos de seguridad como los servicios de emergencia tendrán que adaptarse a él, ya que está previsto que comience a funcionar a principios del próximo año. Con todo ello se pretende que los servicios de emergencias encuentren las direcciones donde se producen los siniestros de la forma más rápida posible.

"Gracias a todo este trabajo, lo que conseguiremos es encontrar una dirección con el GPS con un margen de error de dos o tres metros", afirmó el edil de Vía Pública, Juan Carlos González. El edil explicó que uno de los errores más comunes en los sistemas de localización que se emplean en la ciudad es que aparecen nombres de calles confusos. De hecho, puso como ejemplo que si se teclea en un GPS la calle Encina del Albero, el sistema la sitúa en Calahonda, en la otra punta del municipio.

Además de la identificación de las calles y números de las casas, con el trabajo de campo que realizan los empleados de la Renta Básica también se busca comprobar que los datos de identificación de los vecinos, y que ya están recogidos oficialmente, no tienen errores. González informó de que con este procedimiento se han dado de alta calles y caminos que no existían en el registro. En la actualidad el trabajo de campo se centra en El Lagarejo y La Sierrezuela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios