Muere varada en la playa de San Pedro una ballena de 15 metros

  • El cetáceo apareció vivo pasado el mediodía con heridas leves superficiales, aunque los veterinarios del Aula del Mar creen que estaba gravemente enfermo

Era la primera vez que una ballena adulta de gran tamaño varaba viva en las costas malagueñas. Pero al final no pudo sobrevivir y murió en pocas horas. Ocurrió ayer en la playa de San Pedro Alcántara pasado el mediodía cuando un rorcual común moribundo, de más de 15 metros de longitud y unas 30 toneladas de peso, fue avistado en la orilla por unos pescadores.

Veterinarios del Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazas de Andalucía (Crema) se desplazaron rápidamente para intentar reanimar al cetáceo, aunque existían pocas posibilidades dado su débil estado. El director del aula del Mar, Juan Jesús Martín, aseguró que presentaba una herida en la aleta caudal y varios cortes en el cuerpo porque varó en una zona rocosa.

Pero sospechan que el cetáceo se encontraba malherido desde hacía tiempo y se había acercado hasta la costa para fallecer debido posiblemente a alguna enfermedad interna. A pesar de los intentos por arrastrar a la ballena mar adentro para lograr salvarla, pasadas las 20.00 murió.

Los técnicos del Ayuntamiento de Marbella estudiaban ayer a última hora la forma de retirar la ballena de la playa con la ayuda de una grúa para transportarla más tarde al vertedero de la localidad.

La aparición de la ballena creó una gran expectación y atrajo a más de 3.000 personas a la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios