Solidaridad legionaria para volver a andar

A la labor militar de instrucción a los soldados del ejército iraquí para combatir al ISIS, los legionarios españoles suman su particular granito de arena en la labor humanitaria. Los militares han destinado un 10% de lo recaudado en el bingo que celebran de la noche de los jueves para poder comprar una pierna ortopédica a Adnan Hatmen Muzel, un iraquí con solo 17 años. Este joven vio truncado su sueño de convertirse en futbolista profesional cuando un terrorista suicida hizo estar un chaleco-bomba cuando estaba realizando labores para ordenar a las personas que trataban de acceder al interior del cuartel en Mosul.

"Dentro de poco estará jugando al fútbol", apuntaba el coronel Julio Salom, jefe del contingente español en Iraq y coronel del Tercio Alejandro Farnesio con base en Ronda, tras ver que los esfuerzos habían dado sus frutos y Adnan ya tenía su nueva pierna. Eso sí, el proceso no ha sido fácil, debido a la complejidad del ajuste de la pierna. Para ello, han sido necesarios tres viajes entre Madrid y Besmayah antes de que la pierna ortopédica haya sido colocada a su destinatario, que ya podrá caminar durante una hora al día a lo largo del próximo mes sin necesidad de utilizar muletas. "No va a ser fácil", indicaba el comandante médico, Manuel Jiménez. "Lleva muchos años sin pierna y ahora tendrá que empezar poco a poco", comentó.

A pesar de la complicada vida que ha tenido que afrontar desde que sufriese el atentado, el conocido como el Rivaldo iraquí, que también tenía la ilusión de jugar en el FC Barcelona algún día, salió con una gran sonrisa de las instalaciones la base española pudiendo recuperar su pierna perdida y caminar sin muletas, aunque para ello también tendrá que hacer cursos e ir practicando.

El espíritu solidario que ha adornado siempre a La Legión, junto con la generosidad de los ingenieros de la Unidad de Apoyo al Despliegue, a los que se ha unido en el último mes el contingente portugués, ha hecho que, jueves tras jueves y semana tras semana, el bingo se haya llenado y los cartones agotado, por el afán de colaborar para que Adnan pudiera caminar con normalidad.

De este modo, los legionarios han visto con satisfacción que se podía cumplir esta acción solidaria antes de entregar el relevo de la misión a la brigada paracaidista. Adnan prometió dedicar su primer gol cuando vuelva a jugar al fútbol a España y a la Legión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios