El Tribunal de Cuentas hará una nueva fiscalización de Marbella

  • El órgano revisará las acciones realizadas por la gestora

La Comisión Mixta Congreso Senado para las relaciones con el Tribunal de Cuentas aprobó ayer encomendar a este órgano a que elabore una nueva fiscalización sobre la gestión que tuvo el consistorio marbellí desde abril de 2006 hasta mayo de 2007, cuando la gestora dio paso al Gobierno del PP elegido en las municipales.

Esta petición se produce después de que PSOE y Grupo Mixto pactasen una enmienda transaccional que modificaba la propuesta inicial socialista que pretendía que la investigación se extendiese hasta finales del presente año. Según explicó el diputado por Málaga Luis Tomás, el PSOE accedió a cambiar su propuesta para que la oposición no pudiera acusar a los socialistas de ir contra el gobierno municipal del PP.

"No hay intento de asfixiar ni de perseguir, sólo de contribuir a esclarecer la etapa negra de Marbella que no acabó con la era GIL sino que tiene su prolongación en prácticas que todavía siguen instaladas en la vida municipal", mantuvo Tomás. Sin embargo, la diputada nacional del PP Celia Villalobos criticó durante su intervención el interés que, a su juicio, tiene el PSOE por "ahogar" a Marbella. Los socialistas sacaron adelante todas las propuestas de resolución presentadas -con la salvedad del cambio de fecha citado- ya que contaron con el apoyo de la Comisión para instar al Tribunal de Cuentas a comprobar si el Ayuntamiento cumple con la recomendación hecha en anteriores informes de fiscalización de elaborar un Plan de saneamiento para afrontar la deuda municipal.

Tomás explicó que es necesario que el organismo fiscalizador vigile si el Consistorio cumple con este asunto, que ya fue objeto de recomendaciones anteriores, ya que, a su juicio, lo único que ha hecho el ayuntamiento es una propuesta de deuda a la Seguridad Social de 270 millones de euros pero del resto hasta llegar a los 540 que acumula "no se ha hecho nada".

Sin embargo, durante su comparecencia, Villalobos lamentó que al Gobierno socialista "se le ha despertado la necesidad de presionar a la actual alcaldesa para que por narices tenga que plantear un plan de saneamiento" algo que, según sus datos, "no le ha pedido a ningún ayuntamiento".

En virtud de lo aprobado en la comisión de hoy, también deberá vigilar si el consistorio dirigido por Ángeles Muñoz elabora la Cuenta de Liquidación anual del Patrimonio Municipal del Suelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios