El Valle del Genal cierra la recogida de castaña con casi cuatro millones de kilos

  • Los productores destacan la calidad del producto y el precio pagado, que ha alcanzado de media los dos euros por kilo

Los buenos precios y la calidad han marcado la campaña de recogida de la castaña en el Valle del Genal, que este año ha tenido una producción cercana a los cuatro millones de kilogramos, según informaron ayer desde Asaja, una vez que la campaña se dio por finalizada. El precio pagado por el producto no bajó de los dos euros por kilo, dato calificado como "muy positivo" por los productores, que recuerdan que en campañas anteriores el valor se llegó a desplomar hasta unos niveles "inaceptables" para que las explotaciones siguiesen siendo rentables.

Además, las favorables condiciones climatológicas han favorecido el crecimiento de un fruto de calidad "excepcional", con color marrón brillante, ausencia de gusanos y frutos rajados, a lo que añade un calibre óptimo. No obstante, la combinación de altas temperaturas y algunas lluvias han provocado que una pequeña parte de la producción haya sufrido los efectos de la presencia de gusanos y la aparición de hongos, aunque ha sido un porcentaje muy pequeño el dañado.

Las variedades tempranas, portuguesa y bravía, han tenido todavía un comportamiento mucho mejor que la variedad estrella, la pilonga, al tener las dos primeras una recogida mucho anterior. Esta circunstancia posibilitó una mejor defensa en el mercado, debido a que se trata de castañas de buen sabor y tamaño, que llegan a la venta cuando todavía el resto de regiones productoras no han iniciado la campaña.

La mayoría de la castaña que se produce en el Valle del Genal es comercializada por los almacenes y cooperativas de la zona, estando destinada el 80% para exportación, principalmente a Italia (65-75 %), Francia (10-15%), Alemania (5%), Inglaterra (5%). Alemania e Inglaterra son países con unos estándares de calidad muy altos, y no todos los años compran castañas. Precisamente, la mala campaña de este año en Italia ha hecho que haya sido uno de los grandes demandantes de castaña rondeña, hasta el punto de que algunas de las compras se han realizado de forma directa sin intermediarios, según apuntaron fuentes del sector. En cuanto al mercado interior, aproximadamente un 20% de la producción es la que destina al consumo en España.

Por otra parte, los productores reclaman la posibilidad de crear un marchamo de calidad para la castaña del Genal, que sigue siendo una de las asignaturas pendientes para un producto que cuentan con un gran reconocimiento en el mercado. Para ello sería necesaria la unión de productores, comercializadores y administraciones, que deberían caminar en un mismo sentido para lograrlo. Este hecho añadiría un importante valor diferenciador dentro de la Unión Europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios