La explosión de la caldera en el hotel de Marbella se originó en una tubería renovada

  • Una de las víctimas continúa ingresada en la UVI del Hospital Carlos Haya con quemaduras de primer y segundo grado en el tórax y el brazo derecho

La explosión registrada el pasado lunes en la instalación de calderas de agua caliente del hotel Cortijo Blanco de San Pedro Alcántara (Marbella), que provocó tres heridos de gravedad, se produjo en un tramo de tubería renovada hace cinco meses.

Así lo ha asegurado hoy en un comunicado la Junta de Andalucía, quien investiga las causas del suceso a través del servicio de Industria de la Delegación Provincial de Economía, Innovación y Ciencia, en "plena colaboración" con la policía judicial de Marbella.

Según un primer informe elaborado tras inspeccionar las citadas instalaciones, la explosión tuvo lugar en un tramo de una tubería de pvc, encargada de unir dos de las calderas de agua caliente con las que cuenta el hotel, la primera vez que ésta se usaba en modo by-pass tras haber sido renovada el pasado mes de marzo.

La explosión -agrega la Junta en el comunicado- la produjo un fluido en estado gaseoso, previsiblemente porque el aire caliente se vaporizó causando una sobrepresión al entrar en contacto con el agua o bien porque en el tramo de la tubería se encontrase una bolsa de aire que originó el reventón al comenzar a bombearse el agua.

Por otra parte, la Junta ha indicado que una de las personas que resultaron heridas en la explosión, una mujer clienta del establecimiento, se encuentra ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UVI) del Hospital Regional Carlos Haya de Málaga con quemaduras de primer y segundo grado en el tórax y el brazo derecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios