La oposición cuestiona la "austeridad" del Presupuesto de Marbella

  • Denuncian que el PP no dé datos sobre las retribuciones que percibirán los cargos de confianza contratados por Muñoz

Los Presupuestos Generales del Ayuntamiento de Marbella para 2008 no contaron ayer con el apoyo de los grupos de la oposición (PSOE e IU) en el Pleno extraordinario que se celebró para su aprobación definitiva. La concejala socialista, Susana Radío, mostró sus dudas sobre los criterios de "austeridad" que, según el gobierno de Ángeles Muñoz, han prevalecido en la elaboración de las cuentas del próximo ejercicio.

En su opinión, los populares no han ofrecido datos concretos sobre las "retribuciones millonarias" que van a percibir los cargos de confianza contratados por Muñoz. En ese sentido, consideró "paradójico" que los trabajadores del Consistorio hayan perdido derechos adquiridos, tal y como ha sucedido con el seguro médico privado del que gozaban desde 1995, para "poder pagar a la gente del PP".

El portavoz de IU, Enrique Monterroso, también criticó que a pesar de la abultada plantilla municipal (más de 3.300 empleados), se ha tenido que recurrir a personal externo que recibe "ingresos escandalosos".

Por su parte, el portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero, señaló que de los 22 cargos de confianza que se han contratado, siete están destinados a los tres grupos municipales. Además, recordó que sólo en la Diputación Provincial de Málaga, cogobernada por PSOE e IU, se ha procedido a la contratación de 65 cargos de confianza, que tendrán un coste de tres millones de euros anuales para una institución cuya plantilla es la mitad de la que tiene Marbella.

Por otra parte, defendió el Presupuesto, que por primera vez se aprueba dentro de los periodos establecidos por ley, porque se ha confeccionado siguiendo "criterios objetivos y realistas", tal y como demuestra el hecho de que tan sólo contemplen un simbólico euro en el apartado de ingresos previstos por convenios urbanísticos.

Otro factor que se ha tenido en cuenta en el documento es la catalogación de puestos de trabajo que estará finalizada en enero, según adelantó la regidora. Esto supondrá que los más de 3.300 empleados del Ayuntamiento desempeñarán su trabajo en el departamento que resulte más idóneo para el correcto funcionamiento de la administración, lo que traerá consigo un importante ahorro en el capítulo de personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios