La oposición pide un defensor del ciudadano

  • El cargo, según los socialistas, permitiría a los vecinos tramitar "cientos de iniciativas"

La concejal socialista de Estepona Nakene Garín instó ayer al equipo de gobierno, del PP, a que "dé los pasos oportunos" para instaurar la figura del Defensor del Ciudadano. El cargo, cuya creación recogían los socialistas en el programa electoral de las elecciones municipales de mayo, permitiría a los vecinos tramitar "cientos de iniciativas", según alegó la edil. "Sería una figura fundamental en la estructura participativa del Ayuntamiento. La necesidad de crearla adquiere más dimensión en este momento de exigencia ciudadana sobre los poderes públicos", añadió.

La concejal propone crear un defensor entre cuyas funciones destacaría la de presentar un informe ante el Pleno de la Corporación cada año en el que mostrara el número y tipo de quejas, cuáles son rechazadas y cuáles aceptadas y sus resultados. El documento recogería también las sugerencias y recomendaciones admitidas por el Ayuntamiento. La estructura del cargo, señaló Garín, estaría formada por personal municipal, por lo que no tendría asignado ningún cargo de confianza ni supondría la contratación de trabajadores. La función del defensor sería establecer una vía de colaboración entre la administración local y los vecinos. "No estaría sujeto a mandato imperativo ni recibiría instrucciones de ninguna autoridad. Desempeñaría su labor con autonomía, con lo que iniciaría sus actuaciones de oficio o a instancia de parte y sería propuesto por la Concejalía de Participación Ciudadana", esbozó Garín.

El alcalde, José María García Urbano, descartó "de momento" la posibilidad de crear la figura, ya que supondría "generar un gasto y crear una estructura" que las arcas municipales, que arrastran una deuda próxima a los 300 millones de euros, no podrían asumir. "Para dotarla de competencias haría falta, al menos, un técnico, dos administradores y un enlace de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios