Un sindicato policial dice que la querella contra los agentes busca "criminalizarlos"

El sindicato UPLB afirmó ayer que la salida a la luz pública de la querella contra un oficial de la Policía Local de Torrox, al que el Ayuntamiento acusa de amenazar al alcalde con detenerlo y pasearlo con las esposas, busca "criminalizarlo" y establecer "un juicio público paralelo". La querella se ha presentado contra el oficial de la Policía Local y otros dos agentes por los presuntos delitos de atentado contra la autoridad, amenazas, coacciones, falsedad, prevaricación y tráfico de influencias, después de que éstos suscribieran un atestado por un presunto delito de injurias y calumnias vertidas por el alcalde contra funcionarios públicos.

En un comunicado publicado en su perfil de Facebook, la Unión de Policía Local y Bomberos (UPLB) ha expresado su "sorpresa ante la total falta de discreción y sigilo" mostrada por el Ayuntamiento y el alcalde, Francisco Muñoz (PSOE), en relación con temas internos de la Policía Local, "ya sean del ámbito disciplinario en la jurisdicción contenciosa-administrativa o del ámbito penal".

Según el sindicato, la intención del consistorio es establecer un juicio público paralelo sobre cuestiones que han de resolverse dentro de los ámbitos judiciales, "procurando criminalizar a los funcionarios y situarse en el papel de víctima". Asimismo, ha criticado que los hechos denunciados por los agentes en el atestado instruido el pasado 2 de agosto por un presunto delito de injurias y calumnias vertidas por el alcalde contra funcionarios públicos en el pleno del 16 de julio "guardaban el más estricto secreto hasta el deslengüe del regidor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios