La televisión local de Estepona sigue en un edificio que debió desalojarse en septiembre

  • La Inspección de Trabajo ordenó al Ayuntamiento que trasladara al personal a otros inmuebles

En junio de 2007 la inspección de trabajo dio un plazo de tres meses para que se desalojara el edificio de la radio televisión municipal y se trasladara a sus trabajadores. De lo contrario, se procedería al cierre del edificio en septiembre. Cuatro meses después, los 44 empleados de la empresa Promoción y Comunicación de la que depende el medio de comunicación público, siguen trabajando en un edificio que se les ha quedado pequeño, sin salidas de emergencia y con graves problemas de salud.

Según explicó ayer el presidente del comité de empresa de la RTV, Antonio Mena, "en una habitación con capacidad para cuatro personas estamos trabajando 15" y a esto hay que sumar los problemas técnicos y de mal equipamiento material del conjunto de las instalaciones.

Para los trabajadores, la solución pasa por la "construcción de un nuevo edificio y no por distribuirnos por dos o tres centros de trabajo".

Por su parte el subdirector del medio en cuestión, Rafael García, aseguró ayer que en breve se producirá el traslado de "14 redactores y ocho empleados de administración a la Casa de la Cultura, mientras que al centro de producción del polígono irán siete trabajadores, de manera que en el actual edificio solo quedarán 17 empleados de la plantilla".

En relación a la Casa de la Cultura, el comité de empresa asegura que un técnico municipal les ha advertido de que las cubiertas del inmueble "no están en buen estado, por lo que no pueden descartar que se desplome y afecte a otras plantas del edificio".

De momento, los trabajadores se han plantado y han decidido no presentar los informativos, por lo que desde hace unos días sólo se emiten noticias encadenadas con la careta de la cadena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios