El traslado de la Feria de día al parque de la Represa divide a Marbella

  • El equipo de gobierno del PP dice que su ubicación actual no es la más adecuada y que los comerciantes pedían el cambio, aunque otros colectivos se oponen

El cambio de ubicación de la Feria de día está acaparando buena parte de las conversaciones de los vecinos de Marbella. Después de celebrarse durante más de diez años en las calles del casco antiguo, el gobierno de Ángeles Muñoz (PP) ha decidido trasladarla a la zona norte del parque conocido como Arroyo de la Represa.

"Hemos optado por moverla, porque tenemos estudios técnicos que demuestran el fortísimo impacto que recibe tanto el mobiliario urbano como los jardines del centro histórico durante la semana de Feria", apuntó el concejal de Fiestas, Santos Pedrazuela.

Además, el entramado de estrechas callejuelas y plazoletas hacen que no se cumplan las medidas de seguridad que requieren estos festejos, ya que los vehículos de Policía Local y de emergencias sanitarias tienen serias dificultades de acceso a esta zona donde se concentran varios miles de personas.

Otra de las razones que ha motivado el traslado de la Feria de día de San Bernabé, que se celebrará durante la segunda semana de junio, es que durante años la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo lo ha solicitado constantemente porque durante esos días se ven obligados a cerrar sus negocios. Este colectivo también se quejaba de la suciedad provocada por orines y vómitos que se acumulan cada jornada en el casco antiguo, debido a que el número de barras y locales ha ido aumentando considerablemente en los últimos años.

Aunque los planos del nuevo recinto se presentarán durante esta semana, Pedrazuela apunta que el Arroyo de la Represa reúne mejores condiciones porque al tratarse de un espacio despejado, los servicios operativos de Limpieza podrán intervenir con mayor prontitud. "Otra ventaja es que este parque se encuentra en el epicentro de Marbella, porque no podemos olvidar que se encuentra muy próximo a barrios tan poblados como Divina Pastora, Miraflores, Plaza de Toros y del propio centro", apuntó el edil popular.

Sin embargo, las voces críticas en contra del traslado no cesan, a pesar de que Pedrazuela dice contar con el respaldo de todas las asociaciones de vecinos representadas en la comisión asesora de festejos.

Para la portavoz del PSOE, Susana Radío, se trata de una decisión "unilateral" del equipo de gobierno, que no ha evaluado cómo puede afectar a otros vecinos colindantes al nuevo recinto, o a los estudiantes de Primaria del Vicente Aleixandre y del instituto de secundaria Sierra Blanca, dos centros situados a escasos metros de la Represa.

De hecho, la asociación de madres y padres del citado colegio ha mostrado su disconformidad porque la instalación de las casetas y la celebración de la Feria coincidirán con los exámenes finales de curso, "unas fechas donde alumnos y profesores requieren sosiego".

Ecologistas en Acción también ha puesto el grito en el cielo por la decisión del Consistorio, porque consideran que las zonas verdes y los lagos artificiales del parque sufrirán una "fuerte agresión".

Otro colectivo que tampoco ve con buenos ojos el cambio es la Federación de Asociaciones de Vecinos de Marbella, que proponen la Avenida del Mar y el paseo marítimo como lugares idóneos donde celebrar la Feria de día. La vicepresidenta del ente, Mercedes Vázquez, lamenta que hayan pensado en la Represa, "el único parque con juegos para los niños de toda esa zona", al tiempo que no comprende por qué no se ha consultado "con nadie" el traslado de barras y casetas. En su opinión, lo ideal sería que la ciudad contase con un recinto ferial fijo donde también se pudieran instalar las atracciones y casetas nocturnas.

Esta solución ha sido estudiada por el gobierno de Muñoz, pero no podrá mover ficha al respecto hasta que no se haya aprobado definitivamente el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Asimismo, la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Marbella (Apymespa) ha felicitado públicamente al concejal de Fiestas por haber adoptado esta postura, debido a que durante años se han sentido agraviados por la multitudinaria ocupación del casco antiguo.

Pero la polémica por la Feria de día también ha llegado a la Red. Miles de marbelleros han recibido un correo electrónico donde se incita a convocar una manifestación para mantener las barras en el sitio tradicional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios