RECICLAJE

Las vidas de los objetos

  • Asociaciones como Ecolocal o Freecycle defienden la reutilización de productos para reducir el impacto de los vertederos sobre el medio ambiente > Usuarios andaluces se han sumado a este consumo ético

Cambio bicicleta de montaña por una de paseo. Ofrezco colchón de 1,35 metros o cambio lavadora por nevera pequeña. Son algunos de los mensajes que se pueden leer en el tablón de anuncios de Ecolocal, un centro andaluz donde se practica el trueque. Bajo un cartel con el lema Deja lo que quieras, coge lo que necesites apoyado en una pared, se observan numerosas estanterías con ropa, zapatos, juguetes, artículos de bebés y libros, muchos libros de todas las épocas y autores. “El objetivo es reutilizar las cosas en lugar de tirarlas porque nos preocupa el medio ambiente y luchamos contra la sociedad de consumo que nos hace comprar sin parar”, explica Elena Rubio de Miguel, una de las nueve voluntarias que trabaja en este proyecto desde Sevilla. “No hay mejor residuo que el que no se produce”, comenta.

Todo comenzó cuando un grupo de amigos viajaron a Edimburgo (Reino Unido) como voluntarios en un proyecto de tortugas marinas. Allí vieron un centro social similar a los que ellos levantaron luego en Andalucía y al mismo tiempo descubrieron unas subvenciones europeas para iniciativas juveniles de voluntariado. “Sin pensarlo mucho pusimos en marcha el proyecto porque era acorde con los principios de nuestra asociación de educadores ambientales abierta de 2005”, dice la voluntaria.

A este lugar de la sevillana calle San Luis vienen gente de todos los perfiles. “Familias enteras, jóvenes y ahora, sobre todo, inmigrantes”, apunta Elena Rubio, licenciada en Ciencias Ambientales, al igual que ocho de sus nueve compañeros. Por Ecolocal han pasado los artículos más variopintos: prendas de ropa con la etiqueta puesta, unas luces para el coche, un saco de boxeo, una máquina de escribir antigua o “una colección buenísima de discos de blues”, recuerda otro de los miembros.

Un banco del tiempo

El banco del tiempo es otra de sus actividades junto a la tienda libre o ciclos de cine que celebran todos los jueves. “En el banco del tiempo tú te ofreces, por ejemplo, a pasear perros a cambio de que te corten el pelo”, continúa Elena Rubio. Es una cadena de favores, según sus responsables. Algunos piden simplemente compañía y otros clases de cocina. Todo depende de las necesidades y habilidades de cada uno.

Ellos no son los únicos que defienden la idea de que lo inservible para unos puede ser un tesoro para otros. En internet existen numerosos portales y foros que luchan por el reciclaje y la reutilización, como por ejemplo Nolotires.com o Freecycle, una asociación americana que ofrece la posibilidad de intercambiar cualquier cosa, excepto materiales ilegales o relacionados con el sexo, a través de foros divididos por ciudades. Según uno de los responsable de Freecycle en España, el objetivo es “crear un movimiento mundial de intercambio de objetos que reduzca la cantidad de residuos y el consumismo”. La compañía estima que gracias a este sistema se evitan diariamente que más de 300 toneladas de basura acaben en los vertederos.

Estos grupos pretenden “minimizar el impacto de los vertederos sobre la tierra”, aclara Javier Maroto, uno de los usuarios de Freecycle. Javier viaja con bastante frecuencia y a menudo tiene que mudarse de ciudad por motivo de trabajo: “Éste es un buen sistema para regalar las cosas que no puedo llevarme. La última vez anuncié en el foro que ofrecía una mesa de estudio, un caballete y unas estanterías, y en dos días recibí varios mensajes”, recuerda Javier. “Al reutilizar algo contaminamos un poco menos el medio ambiente”, comenta. Pero esta filosofía, según Javier, tiene que ver con la mentalidad de cada país y su cultura.

Hace un par de años Javier consiguió con este sistema un televisor y hace poco un wifi. Todo gratis. Se trata de un tipo de “consumo ético”. Pero aquí también hay normas y una de ellas es que lo que se ofrece tiene que funcionar, no puede estar roto ni necesitar reparación. “Una vez alguien ofreció un remolque de coche-tienda de campañas y en pocos minutos ya la dio. Yo llegué tarde”.

En estos foros no sólo intercambias productos, sino también servicios o información tal como señala Javier Maroto: “Desde dónde está la gasolina más barata hasta dónde hay conexiones a internet gratuitas”.

Comer y dormir gratis

Internet es un baúl de oportunidades. A Nolotires.com y Freecycle se unen otras web como Couchsurfing o Comer por la patilla. El primer portal consiste en una comunidad donde se ofrece el sofá, o una cama, de tu propia casa a algún viajero para que duerma algunas noches a cambio de que cuando el dueño de la casa vaya al país de su invitado u otro miembro de la comunidad, éste le preste un sitio donde dormir.

Comer por la patilla es otra web donde se informa de lugares que celebran fiestas gastronómicas y se puede comer de forma gratuita. Intercambio de casas, compartir el coche para ir a trabajar o durante un viaje o sindinero.org son más fórmulas donde la gratuidad y el altruismo son los valores dominantes.

Son distintas formas de ver la vida y adaptarse a la sociedad actual.

Webs > www.ecolocal.es; www.nolorires.com; www.freecycle.org; www.couchsurfi¡ng.com; www.sindinero.org; www.comerporlapatilla.com; www.intercabiocasas.com

Etiquetas

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios