Atención

Asociaciones de consumo valoran la ayuda para dejar de fumar

  • Un informe de la OCU afirma que las farmacias atienden bien los casos de tabaquismo.

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios pone de manifiesto que, salvo contadas excepciones, las oficinas de farmacia atienden de manera correcta a los fumadores que quieren dejar el tabaco. Según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) 800.000 personas de los 3 millones que intentaron dejar de fumar en 2011 lo consiguieron.

En noviembre del año pasado, un miembro de OCU acudió a 20 farmacias al azar de Barcelona y Madrid haciéndose pasar por un fumador que quería dejar el hábito. Durante el proceso, sólo dos farmacias actuaron indebedidamente al vender un m edicamento para dejar de fumar sin receta -este medicamento sin nicotina es indispensable sin ella- en una de ellas, y aconsejar 2 productos nicotínicos diferentes en otra -siendo esta una dosis muy elevada.

En el resto de oficinas los farmacéuticos aconsejaron al supuesto fumador de manera acorde a la normativa. En ellas se le ofreció productos con nicotina a los pacientes con dependencia medio-alta, entre los que destacan los chicles, parches y comprimidos para chupar. Sin embargo, estos productos no deben ser consumidos con libre albedrío, ya que tienen unas prescripciones. Algunas de ellas son "no ser utilizados como sustitutos del tabaco, no superar los 6 meses de tratamiento y no seguir fumando". Además, se recomienda no combinar los diferentes tratamientos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios