El Hospital Reina Sofía cuenta con un 17% menos de camas que hace 13 años

  • El Provincial, con 118 menos, es el edificio que ha registrado más pérdidas entre 1996 y 2009 por delante de Los Morales y el Materno-Infantil · El Satse denuncia los "tapones" asistencia que registra Urgencias

Comentarios 2

El paulatino descenso del número de camas destinadas a los pacientes que ingresan se ha convertido en una de las tónicas del Hospital Reina Sofía en estos últimos 13 años. Así lo pone de manifiesto un informe facilitado a El Día por fuentes sanitarias que arroja la evolución negativa que ha tenido este tipo de materiales entre los años 1996 y 2009. En total, según apunta este documento, el centro cordobés de referencia cuenta en la actualidad con 262 unidades menos de las que disponía en la pasada década al pasar de las 1.564 de entonces a las 1.302 de ahora, una sustancial rebaja que puede traducirse en un 17% menos de camas o que ha perdido una de cada seis camas de las que tenía a mediados de la década de los 90.

El reparto de las camas perdidas en este periodo ha sido muy desigual en los centros sanitarios que engloba el Reina Sofía. La situación es muy pareja al comparar la evolución del Provincial y Los Morales. Así, el primero cuenta con 118 unidades menos -sumando las de todas las plantas- y el segundo ha reducido el equipamiento en 114 a pesar de que éstas estaban destinadas a pacientes de Medicina Interna con pluripatologías de carácter crónico, como así lo apuntaron las fuentes sanitarias a las que accedió este periódico. El Hospital Materno-Infantil, por su parte, dispone en la actualidad de 30 camas menos que en 1996, en concreto 18 en la zona de preescolares A y 12 en preescolares B.

Como consecuencia de esta estadística, el Sindicato Profesional de Enfermería (Satse) criticó que la pérdida de camas que se ha registrado en el Hospital Reina Sofía provoca, entre otras situaciones, que "cada vez sean más frecuentes los tapones asistenciales" en Urgencias. Según los datos que maneja este sindicato, la aglomeración de pacientes en este servicio hospitalario "hace que en ocasiones haya que esperar entre uno y tres días en una camilla o un carrito antes de recibir una cama".

El Plan de Modernización Integral del Reina Sofía, tomando como referencia los datos aportados a este periódico por las fuentes sanitarias, no prevé un volumen de camas similar al que había en 1996 y tampoco garantiza que se mantenga el que actualmente hay en el centro. El propio Satse señaló en este sentido que tienen la sospecha de que siga habiendo más pérdidas en los próximos años "con la excusa de las actuaciones que están previstas" en la citada remodelación de las instalaciones. Para argumentar este vaticinio, desde el propio colectivo sindical apuntan a lo que ocurrió con el entonces llamado Plan Director. Así, por ejemplo, la totalidad de las camas que hay en el Provincial se perderán, ya que el edificio de la avenida de Menéndez Pidal tendrá una finalidad diferente a la que tiene hoy. La ubicación de las dependencias administrativas es, según las fuentes a las que accedió este medio, una de las opciones que baraja el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El Satse, por último, cree que es prácticamente imposible que el Reina Sofía vuelva a disponer de las 1.564 camas que tenía a mediados de la pasada década. Lejos de alcanzar esta cifra, desde este sindicato reclaman que, al menos, se recupere el 75% de las unidades perdidas para llegar a 1.500.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios