Llega la biopsia líquida para mejorar el abordaje del cáncer colorrectal

  • El Vall d'Hebron Instituto de Oncología será el primer centro en realizar la determinación de biomarcadores RAS mediante biopsia líquida para tratar el cáncer colorrectal metastásico .

La Medicina de Precisión es ya una realidad viva en la práctica clínica. Existe desde hace tiempo la posibilidad de realizar determinaciones genéticas sobre un tipo de tumor que permiten predecir si un tratamiento específico será efectivo o no. Ahora la compañía Merck Serono, la división biofarmacéutica de Merck, ha dado un paso importante al lograr que el Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO), en Barcelona, sea el primer centro del mundo en realizar la determinación de biomarcadores RAS en pacientes con cáncer colorrectal metastásico (CCRm) mediante biopsia líquida. Con una simple muestra de sangre será posible decidir el tratamiento, algo para lo que antes era necesaria una biopsia de tejido.

El VHIO empleará esta nueva tecnología para la evaluación de sus pacientes como parte de su programa de investigación. La llegada de esta nueva técnica diagnóstica como tecnología de determinación de biomarcadores RAS al Vall d'Hebron Instituto de Oncología ha sido posible gracias a un acuerdo con Merck Serono y Sysmex Inostics. La determinación de biomarcadores RAS en pacientes con cáncer colorrectal mediante biopsia líquida está en proceso de recibir su marcado CE en los próximos meses para hacerla ampliamente accesible a los pacientes. "Aproximadamente el 55% de los pacientes con cáncer colorrectal presentan mutación del RAS", explicó el doctor Josep Tabernero, director del Vall d'Hebron Instituto de Oncología durante la presentación de esta técnica. Identificar si este biomarcador se encuentra en estado nativo o mutado es fundamental para elegir el tratamiento más eficaz para cada paciente.

La biopsia líquida, también conocida como test de biomarcadores basado en sangre, es un método rápido y simplificado para determinar el estado de mutación RAS (KRAS y NRAS) en tumores, ya que requiere una sola extracción de sangre, en lugar de una biopsia de tejido o un procedimiento quirúrgico. Todo ello se traduce en una técnica menos invasiva, más sensible y que ofrece resultados de manera más rápida.

"Hoy día conocemos mucho mejor la enfermedad; incorporar esta técnica nos permite avanzar en el abordaje molecular de la enfermedad, tratar al paciente con un proceso menos invasivo y un mayor dinamismo frente a las biopsias sólidas", explicó Tabernero a la hora de resumir las virtudes de esta innovación. Además, para el experto, una vez que este test de biomarcadores RAS mediante biopsia líquida haya recibido su marcado CE, se convertirá en un importante avance en el análisis de pacientes con CCRm y en una herramienta útil para tomar decisiones acerca del tratamiento. "Sólo necesitaremos una muestra de sangre para proporcionar resultados en dos o tres días", indicó.

Según anunció Belén Garijo, miembro del Comité Ejecutivo de Merck y CEO de Merck Healthcare, el test se implantará progresivamente en numerosos centros médicos de todo el mundo. El VHIO será el primer centro de su clase, y a lo largo de 2015 se establecerá en más laboratorios en otros centros de España y en países como Australia, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, entre otros.

En su opinión, "se trata de un avance muy relevante en la Medicina de Precisión, puesto que es un método más rápido, menos invasivo y altamente sensible para la detección de biomarcadores RAS que permitirá identificar qué pacientes se pueden beneficiar de un tratamiento específico y dirigido para esta mutación".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios